Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Rybka es un programa de computadora, que juega al ajedrez y que ha ganado el título mundial entre ordenadores desde el 2007 sin asomo de duda. Su creador es un Maestro Internacional de Ajedrez, Vasik Rajlich, ingeniero egresado del MIT además. En ambos campos parece Rajlich haber destacado. De hecho, Rybka (que significa en ruso pecesito), es el programa que mejor entiende de ajedrez, a decir de Garry Kasparov, el mejor jugador de todos los tiempos.

Pero ahora la ICGA (International Computer Game Association), quien rige a todos los juegos que han sido programados, pero en particular el ajedrez, ha descalificado a Rybka por haber encontrado evidencia sustancial que indica que el autor de este programa ha copiado descaradamente parte importante del código de Crafty (un programa que en los años ochentas fue el campeón mundial de ordenadores, corriendo en una supercomputadora Cray) y de Fruit, un programa de código abierto, del cual parece ser, Rybka se ha basado para jugar como lo hace.

Así, se sospechó que Rybka era un clon -ciertamente modificado- de un programa de código abierto, (el mencionado Fruit, escrito por Fabien Letouzey. David Levy, uno de los jerarcas de la ICGA, escribió un extenso artículo sobre este tema, el cual mencionaba que había muchas sospechas sobre Rybka y su manera de jugar. Muchos suponían que no era un trabajo original y por ende, como no se le había dado el crédito a quienes escribieron estas partes del código, Rybka debería calificarse como un plagio de otros programas.

Pero ¿era Rybka un clon de algún otro programa? Algunas conclusiones de Levy así lo hacían ver. Sin embargo, nada era conclusivo hasta que una serie de expertos en el tema tomaron el toro por los cuernos y comenzaron a analizar a Rybka, a partir de que éste empezó a jugar de manera notable.

Así entonces, la International Computer Games Association (ICGA), ha descalificado y bloqueado a Rybka y a su programador, el MI Vasik Rajlich, de jugar en futuros campeonatos mundiales por computadoras, amén de exigirle a Rajlich que regrese los trofeos y premios en metálico que hubiese recibido cuando ganó los torneos mundiales de los años pasados (2007, 2008, 2009 y 2010).

La ICGA acusa a Rajlich de plagio de dos programas, Crafty y Fruit, después de haber conformado un panel de investigación que analizó Rybka desensamblado el código ejecutable (pues Rajlich no ha dado acceso al código fuente).

Los miembros del panel fueron, entre otros:   Robert Hyatt – (Crafty, Cray Blitz, Campeón mundial de ordenadaroes en 1983 y 1986),  Harvey Williamson (parte del equipo del programa Hiarcs),  Albert Silver (diseñador de software para Chess Assistant (1999-2002); actual editor de Chessbase News (2010-al día de hoy)),  Amir Ban (autor de Junior: Campeón mundial 2002, 2004, 2006, Campeón Mundial de microcomputadoras 1997, 2001), Christophe Theron (autor of Chess Tiger), Ken Thompson (creador de Belle Chess Machine, Campeón Mundial de máquinas en 1980, Premio Turing  1983, creador de los lenguajes B y C de programación, creador de Unix y Plan 9).  Mark Uniacke (Hiarcs, Campeón Mundial de microcomputadoras en 1993),  Stefan Meyer-Kahlen (autor de  Shredder, Campeón mundial múltiple desde 1996-2007), etc.

Las conclusiones, los análisis realizados al código, parecen confirmar las sospechas de que Rybka es un plagio de otros autores. Esta noticia sin duda es casi tan importante en el mundo del ajedrez como lo fue la descalificación del canadiense Ben Johnson en las Olimpiadas de 1988 después de que dio positivo en las pruebas antidoping. Aparentemente la resolución es definitiva y es claro que Rybka y Rajlich habrán caído en el desprestigio, quedando fuera de este tema del ajedrez por computadora.

Yo quisiera imaginar que el MI Rajlich debe salir en defensa de su programa. Si es un trabajo original debe poder mostrarlo y así evitaría, además de las sanciones, el desprestigio en el que en este momento se encuentra. Habrá que ver qué reacciones hay.

En el mientras, es muy lamentable que estas cosas pasen, pero es claro que los programadores que se esfuerzan porque sus programas cada día jueguen mejor y además, contribuyan a la resolución de los problemas con ideas originales, sean finalmente sobrepasados por alguien que copia código de manera “inteligente” y que logra éxitos sorprendentes basándose en trabajos de terceros, a los cuales, desde luego, no les da ni siquiera crédito.

Fuente: Extreme Tech

Desde la Red…
Comentarios