Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Google parece ser una compañía masoquista y por eso, a pesar de innumerables intentos fallidos en este campo, anunció una nueva aplicación de mensajería llamada Allo. La noticia del software sucedió en el escenario de la conferencia de Google I/O 2016, donde los presentadores dieron a conocer las diferentes características de la app.

A pesar de que Allo no parece ofrecer mucho más que sus competidores, tiene un punto distintivo: el asistente virtual de Google que viene integrado en la aplicación analiza los mensajes para ayudarte en algunas situaciones. Puedes chatear con él para que busque cosas o éste te puede sugerir mensajes automáticos para algunas preguntas, como “Voy a llegar tarde” o “Suena bien”.

Pero la aplicación rápidamente ganó notoriedad por otra razón menos favorable, y que Edward Snowden hace notar: la privacidad y la seguridad. A diferencia de todos sus competidores, incluyendo Slack, WhatsApp, Facebook Messenger y muchos otros, Allo no ofrece mensajes cifrados de forma predeterminada. Hay un modo incógnito disponible que utiliza cifrado de extremo a extremo, pero éste necesita ser activado manualmente para cada chat individual.

En un mundo donde la mayoría de las empresas se están moviendo para hacer sus productos más seguros, y los datos de sus usuarios más privados, el no usar cifrado de extremo a extremo de forma predeterminada parece ser un paso hacia atrás.

Pero la esperanza no se ha perdido por completo, ya que incluso algunas voces dentro de Google están presionando para que el cifrado esté encendido de forma predeterminada. Uno de ellos es Thai Duong, un ingeniero que codirige el equipo de seguridad de productos de Google, que afirmó en su blog que él presionó para que el cifrado de extremo a extremo estuviera en Allo.

También mencionó que iba a seguir haciendo presión para que la característica esté activada de forma predeterminada e incluso describió esta característica como un buen compromiso para los usuarios que podrían estar llegando en una versión futura.

De cualquier forma, sus esfuerzos serán inútiles si Allo no logra ganar tracción, aunque intentar tener una mejor seguridad y privacidad en cualquier producto siempre será algo bienvenido y puede ser una buena lección para Google y sus proyectos venideros.

Referencias: TechCrunch, ZDnet

Desde la Red…
Comentarios