En los últimos meses, el transporte privado ha generado diversas connotaciones sobre lo que representa un recurso de movilidad que prometa seguridad, confianza y comodidad. Antes, Uber destacaba por llegar como real solución al problema de incertidumbre que vivían los ciudadanos cada que se enfrentaban al transporte público. Sin embargo, la compañía se dejó llevar por la ambición, en lugar de asegurar a sus clientes un servicio de calidad, por lo que sus dotes de prestigio y reconocimiento, comenzaron a ir en declive.

Los conductores dejaron de ser confiables, aunque no en su totalidad, por supuesto, pero los clientes tampoco han demostrado saber comportarse para tener un viaje pleno y ameno. Hay quienes agreden a los propietarios de los vehículos sin que haya mayor repercusión, así que los problemas en el transporte privado se originan por ambas partes.

Por ende, Uber decidió implementar una serie de cambios, comenzando con una nueva característica que permite que los conductores avisen a sus usuarios si fueron “cretinos”.

El personal de compañías como Uber y Cabify ya tendrá que registrarse ante las autoridades

Desde que la aplicación comenzó a funcionar, los conductores ya tenían la posibilidad de calificar a los clientes, pero ahora, todo parece indicar que también los usuarios recibirán un mensaje que les informa que se han comportado mal con los prestadores del servicio si realizan actos poco amables de manera constante. Esta nueva función tendrá como objetivo que los usuarios de Uber puedan ser conscientes y reflexionen de sus malos tratos a los conductores.

Además de calificar con un rango del 1 al 5, los clientes ya podrán ver a través de sus dispositivos una lista de malos comportamientos como el haber dejado en espera al conductor durante mucho tiempo, haber sido impacientes con los tiempos de llegada, exceder la cantidad de pasajeros para un solo viaje en un vehículo reducido, tener mala actitud o querer cambiar de destino sin usar la aplicación.

Otra nueva función relevante para la plataforma de Uber, es la actualización del algoritmo que formula las rutas de viaje con el fin de que los trayectos puedan simplificarse hasta un 20 por ciento. Por el momento, estas nuevas actualizaciones se pondrán a prueba en Nueva York, pero paulatinamente se estará implementando a las demás ciudades que cuenten con este servicio de transporte privado.

El personal de compañías como Uber y Cabify ya tendrá que registrarse ante las autoridades

Referencia: The Verge

Enlaces Patrocinados
Comentarios