Un equipo de investigadores del tecnológico de Virginia han creado un software que “deshabilita” los teléfonos remotamente en ciertos espacios. Los teléfonos “tienen así permiso” para acceder a los datos en ciertos cuartos en particular, en ciertos espacios específicos, mientras que en otros, es simplemente inútil intentar acceder a ellos. La idea puede ser muy interesante para quienes tienen la obligación de llevar registros médicos, información sensible e incluso, para prevenir el “sexting” entre los jovencitos, es decir, el mandarse mensajes de tono sexuales a través de sus teléfonos celulares.

Este nivel de complejidad y seguridad no lo tiene nadie más“, dice Jules White, profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Cómputo. “Hay productos comerciales que son versiones limitadas de esto, pero nada que permite el bloqueo automático y el control completo de las apps en los teléfonos inteligentes y tablets“.

Un militar, por ejemplo, podría acceder a datos secretos de inteligencia mientras está dentro de las instalaciones seguras del gobierno sin temor de que su teléfono o tablet pueda ser robada o perderse en alguna parte, dijo White. “Este sistema proveé algo que no había estado disponible antes. Pone límites físicos alrededor de la información en el ciberespacio“. Lo mismo puede decirse de quienes pueden revisar por ejemplo, la historia clínica de un paciente pero que, para resguardar la confidencialidad de la información, esos datos no pueden salir del cuarto en donde están los registros de los pacientes. El software permite también controlar las características del teléfono tales como el uso de la cámara del teléfono o bien, de enviar correos desde donde se trabaja.

Por ejemplo,  se podrían bloquear ciertas apps en los quirófanos, para evitar que los médicos se distraigan o bien, se podría prevenir que las enfermeras tomen fotos de los pacientes y las suban a Internet“. Y aunque en mi opinión esto ya raya en la exageración este sistema podría ser útil para evitar que en las clases, por ejemplo, los alumnos se manden mensajes de texto y se distraigan en la escuela. Los padres incluso podrían limitar a sus hijos sobre a quienes poder mandar mensajes.

White y su equipo, en un borrador de la investigación que hacen, modificaron el sistema operativo Android, de Google,  para crear estas medidas de seguridad.

El siguiente video explica lo que han hecho estos investigadores:

Los estudiantes graduados que trabajan en el proyecto son Paul N. Miranda, de Columbia S.C., y Danny Guymon, de Fredericksburg, Va. quienes trabajan en sus grados de maestría en ingeniería y cómputo y Hamilton Turner, de Nashville, quien trabaja en su doctorado.

Fuente: Science Blog

Enlaces Patrocinados
Comentarios