Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Se han iniciado los trabajos para finalmente digitalizar todo el archivo de Babbage, como el primer paso en el proyecto de construir un prototipo funcional de su máquina analítica. Charles Babbage (1791-1871), tuvo ideas que estaban adelantadas a su tiempo. Su máquina analítica parece ser un proyecto factible en su tiempo (1880) y es probable que pudiese considerarse casi la fecha de nacimiento de la ciencia de la computación.

El ambicioso diseño para la máquina analítica de Babbage incluye el almacenamiento que va de 100 a 1000 valores, dependiendo de la “cantidad de memoria“, que podía llegar hasta los 40 dígitos. La memoria se conectaba con un mecanismo que añadía valores de acuerdo a cierto tipo de engranes. Un valor podía ser transferido de la memoria al sistema que hacía la suma, hacer la operación y regresar el nuevo valor a ese lugar de la memoria. La máquina estaba controlada por -adivinen- tarjetas perforadas que se presentaban a la máquina en pares, lo que podría ser lo que conocemos ahora como operador y valor en la dirección en memoria, típico del lenguaje ensamblador.

Se había planeado un dispositivo de salida, una impresora. Una pequeña porción de la máquina de Babbage se completó antes de la muerte de su creador y otra sección fue añadida por el hijo de Babbage, Henry, en 1910. Esto demostró que la máquinapodía demostrar que los principios en los que estaba basada, funcionaba.

El año pasado, John Graham-Cumming lanzó un proyecto para crear una implementación totalmente funcional del diseño original de Babbage. Hacia el final del 2010, se tuvo la ayuda de Doron Swade, curador en el Museo de Ciencia de la Computación de Londres, Inglaterra, quien fue el responsable de construir la máquina diferencial de Babbage Núm. 2.

En julio del 2011, la Sociedad para la Conservación de la Computadora, quien se ha hecho responsable de muchas reconstrucciones históricas de computadoras en el Reino Unido, aceptó la construcción de la máquina analítica en el portafolio de sus proyectos, poniéndose de acuerdo en proveer consejos expertos y asistencia al proyecto de la máquina de Babbage.

El proyecto,  “Plan 28“, es una referencia a la documentación extensiva de Babbage a su máquina analítica la cual, con todos sus cuadernos y notas, fueron donados por su hijo Henry Prevoste Babbage (1824-1918) al Museo de la Ciencia. Ahora, como el paso preliminar a la construcción del proyecto, el Museo de Ciencia ha empezado a digitalizar esos archivos de planos y notas. En primerao instancia, estos documentos digitalizados estarán restringidos a John Graham-Cumming y Doron Swade, para los propósitos del Plan 28. En el 2012 serán accesibles para propósitos de investigación y se espera que después de eso, esten disponibles para todo público.

Fuente: i-programmer

Desde la Red…
Comentarios