Seguramente habías pensado que sería genial poder jugar Angry Birds en todos lados. Eso ha sido resuelto en gran parte gracias a que el juego se ha portado a muchísimos dispositivos hasta ahora, pero no te imaginarías que podrías hacerlo en un reloj ¿o sí?

Lo que es noticia aquí es el hecho de que el desarrollador Chris Wade puso manos a la obra y modificó el sistema de un reloj MOTOACTV, dispositivo que ya se basa en Android, y le ha instalado una singular versión de Gingerbread.

Antes de haber hecho la modificación, él abrió el reloj para analizar cuál es el hardware con el que cuenta. Con esto, halló que el dispositivo tiene un procesador TI OMAP3630 que corre a 600MHz con 256MB en RAM, suficiente para poder usar lo que Motorola instaló en él originalmente, pero quizá no para lo que Wade quería lograr.

La única forma de averiguarlo fue instalando la ROM en el reloj. Primero, Wade hizo un root en el sistema operativo, le agregó una interfaz parecida a Honeycomb con controles en pantalla e incluso le instaló algunas de las aplicaciones obligadas en un Android, como Google Maps y Angry Birds.

Como resultado, podemos ver en el video de abajo que la interfaz corre de manera ágil, sin quedarse pasmada, además de que el sistema táctil es preciso, a pesar de que necesitarías dedos muy delgados para poder jugar una partida de Angry Birds con éxito.

Es increíble lo que se puede lograr con un poco de imaginación. ¿En dónde veremos que se instala Android en un futuro?

Enlaces Patrocinados
Comentarios