Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Las tabletas, los teléfonos inteligentes, vamos, los dispositivos móviles tienen muchas veces la capacidad de comprar apps en las respectivas tiendas virtuales, por ejemplo, la App Store de Apple o en Google Play, la tienda virtual de Google para Android.

Y muchas veces, para hacer la vida fácil a los usuarios, estos registran sus respectivas tarjetas de crédito. Así, si quieren hacer una nueva compra, ya están los datos de su tarjeta y se hacen los cargos por las apps compradas. Sin embargo, muchas veces los hijos de estos usuarios compran (a veces sin saberlo), apps que no estaban autorizados para comprarlas, es decir, sus padres no sabían que se estaban comprando apps sin su permiso.

Por ello Amazon reembolsará millones de pagos hechos por niños en los dispositivos móviles, de acuerdo a una resolución de un juez federal quien se puso del lado de la FTC (Federal Trade Commission) en una demanda contra Amazon. La queja original de la FC decía que Amazon debería ser responsable por millones de dólares cargados a sus clientes por la manera en que el software para comprar en la tienda había sido escrito. Esto es permitir que los chicos gastaran una cantidad ilimitada de dinero en juegos y otras apps sin el permiso de sus padres.

Así fue la primera entrega de Amazon por medio de un dron

Ya anteriormente la FTC había presentado sendas quejas contra Apple y Google, por cargos similares. Ahora se va contra Amazon. El tema es pues cómo trabaja el sistema de compra de aplicaciones en la tienda virtual de Amazon, que es uno de los pioneros en esto del comercio electrónico. Por ejemplo, la Amazon App Store es la tienda que viene precargada en los dispositivos móviles de la compañía como la tabletas Kindle Fire. También hay manera de descargar el software de esta tienda en dispositivos Android.

Además, muchos desarrolladores de juegos para niños hacen lo posible porque la diferencia entre un juego gratuito y su versión de paga sea muy poca y esto puede generar confusión. También los juegos modernos usan un esquema que obliga al jugador a ir pagando a la empresa fabricante del juego para desbloquear niveles. Los niños son pues incitados continuamente a comprar estas cosas y cualquier papá que le preste el celular al hijo para que juegue habrá escuchado las súplicas del chico para que el padre le compre los siguientes niveles, por ejemplo.

Pero en la tienda de Amazon, que se lanzó en el 2011, no se requiere contraseña para poder comprar apps. Esto ha permitido que los niños compren “monedas” o “puntos” para poder seguir usando los contenidos de los juegos con los que interactúan. Un ejemplo particularmente feo es el del juego “Ice Age Village”, que ofrece una app completa por 99.99 dólares.

Amazon introdujo en el 2012 las contraseñas para la compra de apps, peor solamente cuando la compra fuese mayor que 20 dólares. A principios del 2013 actualizó su sistema de contraseñas, pero ahora se podía comprar en una ventana temporal de 15 minutos, sin requerir la contraseña. La FTC dijo que Amazon no obtuvo “información de consentimiento” [de una compra] hasta julio del 2014. Pero para hacer las cosas peores, los padres se han quejado sobre los procedimientos para conseguir que Amazon les reembolse estos gastos y más grave aún, muchas veces Amazon ha indicado que no es posible el reembolso.

Alexa de Amazon llega al iPhone… ¿reemplazará a Siri?

Amazon y la FTC han llegado finalmente a un acuerdo el pasado 4 de abril. La FTC ha pedido prohibir a Amazon para que incurra en este tipo de conducta en el futuro pero la corte rechazó dicha petición. La FTC sin embargo apeló y Amazon contra-apeló, inclusive. Como sea, hasta donde va el acuerdo, Amazon reembolsará unos 70 millones de dólares en cargos hechos pro apps compradas presumiblemente por niños. Sin embargo, no ha indicado el gigante de las ventas de libros qué procedimientos habrán de seguirse en este caso, pero de acuerdo a la FTC esto se dará a conocer muy pronto.

Referencias: TechCrunch 

Desde la Red…
Comentarios