Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Netflix es el servicio de streaming de vídeo más popular del mundo, de hecho la empresa es culpable de que cada día más usuarios dejen de consumir los contenidos tradicionales de la televisión y se muden a plataformas digitales, y a pesar de que en este momento ya hay varios servicios de este tipo, Netflix es quien goza del catálogo más amplio y variado entre su competencia.

Pero el tema central no se trata del catálogo de Netflix, sino de la calificación que recibe cada contenido que podemos reproducir desde este servicio. Hasta ahora podemos ver una calificación basada en un conteo de estrellas, dónde 5 es la calificación más alta, y una sola estrella representa la puntuación más baja, por ende una película o serie de 3 estrellas podría considerarse regular, mientras que una de 5 estrellas será catalogada como muy buena, y los contenidos de una sola estrella significa que no son del gusto de la mayoría de los usuarios.

Sin embargo los tiempos cambian, y la forma de calificar contenidos en Netflix también lo hará, y es que a a partir del mes de abril podremos ver que la clásica clasificación por estrellas desaparecerá para darle paso al tradicional pulgar arriba y abajo, que en teoría colocará el número de usuarios que han calificado como  “me gustó” y “no me gustó” cada contenido de la plataforma.

Fotografía de The Verge

Según Todd Yellin, Vicepresidente de Producto de Netflix, los usuarios son más propensos a calificar una película o serie cuando se enfrentan a un sistema binario (dos opciones) que con el clásico sistema de estrellas. Además recalcó que el sistema de calificación por estrellas se siente ya “muy viejo”, por lo que decidieron realizar un estudio llegando a la conclusión que la mejor forma de calificar contenidos sería con un pulgar arriba y otro abajo.

Otra de las grandes ventajas de este nuevo sistema será que las recomendaciones podrán ser mucho más acertadas para los diferentes perfiles de usuarios que están suscritos a Netflix, ya que los algoritmos procesan datos a nivel global en lugar de por un país o una base regional, de esta forma será más sencillo recomendar una serie si una persona califica como “ me gustó” un producto y tiene tendencias y gustos similares que otro usuario.

Según Todd Yellin, los espectadores parecen más contentos de poder ver buen contenido de otros mercados según sus gustos ,de esta forma existen altas posibilidades que a otro suscriptor también le vaya a gustar la misma película que su similar en gustos calificó con pulgar arriba.

Referencias: The Verge, Fast Company

Desde la Red…
Comentarios