A unas cuantas semanas de cumplir 20 años de existencia, la gente de Opera podría ser adquirida por un consorcio chino que ha ofrecido una cuantiosa cantidad de billetes verdes y que, seguramente, no dejaran escapar de las manos.

A través de un breve –muy breve- comunicado de prensa, la compañía con sede en Oslo, Noruega, explicó que acababan de recibir una oferta final por la adquisición del 100% de las acciones de Opera por parte de un consorcio chino conformado principalmente por empresas tecnológicas como Yonglian, Kunlun Golden Brick y Qihoo 360, desarrolladores del antivirus para móviles 360 Security.

Pero esta noticia no ha tomado por sorpresa a la gente de Opera, ya que aclaran que desde agosto de 2015 la junta directiva llevaba contemplando la venta de sus productos, todo como una respuesta a sus innumerables intentos fallidos por elevar el uso de sus aplicaciones y así hacerle frente a los gigantes Google y Firefox.

Además de esto, el navegador de Opera se enfocó en transformar su aplicación para Android en una opción totalmente diferente a lo ya establecido con otros navegadores, al ofrecer una mayor velocidad gracias a su tecnología de compresión en el video, así como la adaptación de las principales aplicaciones móviles como Facebook o Twitter a aplicaciones web, permitiendo ahorrar más batería y disminuir el consumo de datos.

“Hay una fuerte estrategia lógica e industrial con la adquisición de Opera por parte de este consorcio”, explicó el CEO de Opera, Lars Boilesen. “La adquisición por parte de este consorcio fortalecerá la posición de Opera para servir a nuestros usuarios y socios brindando una mayor innovación a la par de acelerar nuestros planes de expansión y crecimiento” declaró.

Aunque esta compra es casi un hecho, Boilesen explicó que la junta directiva se encuentra en pláticas con los distintos inversores para que den su aprobación a la compra, brindándole un nuevo aire a la aplicación al enfocarla en otros aspectos como el internet de las cosas y también entrar de lleno en el inmenso mercado asiático.

Fuente: Opera    Re/code

Enlaces Patrocinados
Comentarios