Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La noticia ya le dio la vuelta al mundo: El sitio “periodístico” Wiki Leaks ha publicado un gran número de documentos clasificados como Confidenciales por diferentes instancias del gobierno norteamericano.

Algunos aplauden este acto como una labor de libre expresión y de transparencia, otros la reprueban por los medios en que esos documentos fueron obtenidos. No vamos a discutir de política, pero hay factores que debemos considerar:

Desde chismes políticos y diplomáticos hasta datos concretos sobre cifras presupuestales de la guerra en Afganistán, mucha gente está siendo afectada por esto y las reacciones no han sido pocas. El sitio está bloqueado en China y en los Emiratos Árabes Unidos; su fundador, Julian Assange, es buscado literalmente por todo el mundo.

El término “Wiki”, por todos conocido gracias a Wikipedia, está definido en este mismo sitio de la siguiente manera: Un wiki o una wiki (del hawaiano wiki, «rápido»)1 es un sitio web cuyas páginas pueden ser editadas por múltiples voluntarios a través del navegador web. Los usuarios pueden crear, modificar o borrar un mismo texto que comparten.  Quizá la enciclopedia sea el más claro ejemplo, pero también puedes encontrar Wikis sobre “cómo ser una persona gótica” o “aprende a ser cool”, y son los famosos “wiki hows”.

Este es otro ejemplo de como Internet puede ser un arma de doble filo, es probablemente la mejor herramienta de comunicación instantánea pero también, está sujeta al efecto del “teléfono descompuesto”. Por otra parte, es un hecho conocido que el etiquetar algo como “Confidencial” lo vuelve mucho más atractivo.

Las reacciones llegan a tal nivel que los alumnos de la Universidad de Columbia han sido advertidos de no visitar este sitio ni leer los cables si es que quieren tener un trabajo en la Diplomacia Americana algún día.

Dicen que cuando el río suena, agua lleva, quizá se pueda pensar que los más de 250,000 cables “fugados” que se unen a los documentos de Iraq y Afganistán podrían ser falsos, mentira o un engaño, pero, como también el saber popular: “el que nada debe, nada teme”. ¿Tu qué crees?

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios