Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace un par de años los ejecutivos de YouTube apostaban a que su sitio podía mantenerse con los contenidos que los usuarios subían. Sin embargo, hace menos de quince días YouTube anunció un programa llamado “videos patrocinados“, diseñado para permitir expandir a todo el mundo el ver más videos. De hecho, YouTube ya ha dicho que ha obtenido los derechos para poner películas completas de algunas casas productoras importantes como la Metro-Goldwyn-Mayer. Lo que esto significa finalmente es que YouTube se ha rendido a la idea de usar solamente contenido generado por sus usuarios para hacer del sitio un éxito económico.

Lo que puede estar pasando es que el modelo de negocios original de YouTube se está agotando. Por ejemplo, YouTube hace 250 millones de dólares con su enfoque al AdWord de Google. Mientras que MySpace, sitio lleno de publicidad por todas partes, hace mil millones de dólares, 4 veces más.

La idea de añadir contenido profesional tiene como idea principal generar utilidades además de mantener libre de cargo al usuario de YouTube (cosa que, seamos francos, probablemente mataría al sitio). Greg Sterling, analista de Sterling Market Intelligence comentó “YouTube es el rey en generar videos por parte de los usuarios, y probablemente se mantenga así por un futuro indefinido, pero pienso que es una idea inteligente incluir contenido profesional y dar a la gente una mezcla de razones por las cuales visitar el site. Yo diría que el programa de Videos Patrocinados es muy importante y una parte para la estrategia de monetización de la empresa“.

Por mucho tiempo se ha dudado en la habilidad para generar dinero solamente con los contenidos proporcionados por los usuarios. La mayoría de las compañías que compiten en este ramo con YouTube han reestructurado sus modelos de negocio. La evidencia más reciente apareció el sábado pasafo, cuando TechCrunch reportó AOL sacaría del mercado su servicio de videos llamado AOL Video Uploads.

Hace dos años, Barry Diller, uno de los principales cerebros de la empresa Fox, junto con Josh Martin, analista ahora en el Yankee Group, criticó severamente el modelo de YouTube y predijo que YouTube estaría en problemas pues el modelo hace que los usuarios rechacen los anuncios. Aparentemente entonces, la medida de poner contenido profesional es -precisamente- para evitar que YouTube tenga que cambiar su modelo económico.

Martin dice “las compañías se están dando cuenta que es prácticamente imposible hacer dinero solamente de los videos generados por los usuarios. Pienso que tanto contenido amateur como profesional continuarán coexistiendo en YouTube. Evidentemente YouTube seguirá obteniendo contenidos de los usuarios en gran parte, pero la empresa tiene ya la necesidad de hacer algún dinero“.

El problema básico que enfrenta YouTube es generar dinero a pesar de su firme intención de no molestar a sus visitantes con anuncios. La compañía siempre ha rechazado los “prerolls”, que son anuncios que aparecen antes de comenzar los videos que la gente quiere ver. De acuerdo a la directiva de YouTube, los prerolls tienden a verse completos, pero también genera cierta frustración entre los usuarios de dichos videos.

De esta forma, el programa de los videos patrocinados es un intento de anunciar a las audiencias sin interrumpir su experiencia de ver un video. El sistema funciona así: Una empresa o persona compra términos de búsqueda a YouTube. Cuando el usuario busca, por ejemplo, algún término, el sistema le mostrará los videos más populares encontrados en una columna. En la segunda columna, el buscador verá los videos ofrecidos por la persona o compañía que compró esas palabras de búsqueda. Esto se parece a una manera de anunciarse sin anunciarse. ¿Funcionará?

Martin indica que eventualmente el paradigma de negocios de YouTube cambiará y la audiencia de este sitio aceptará ver anuncios para seguir dando soporte a los contenidos generados por los propios usuarios.

Desde la Red…
Comentarios