Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

cajeroEl día de hoy me encontré una nota que hablaba sobre el funcionamiento de los cajeros inteligentes. Estos aparatitos que intentarían disminuir el fraude y vandalismo. A diferencia de un cajero convencional (burdo y corriente), los nuevos ATM permitirían el reconocimiento facial de una persona (facelt). Bastaría con introducir la tarjeta, ver la pantalla y esperar que el sistema detecte la posición y el tamaño de la cara y cabeza (los cuales son codificados por un proceso llamado faceprint en donde se distinguen 80 puntos nodales del rostro). Una vez que realizado esto, el rostro es comparado con los millones de faceprints almacenados en una base de datos.
Todo sonaba interesante y complejo pero ¿cuánto tiempo tardaría en reconocerme el sistema? ¿cuánto tiempo necesitaría un ladrón para asaltarme? Ya no bastaría con sacar un ojo (o cortar un dedo) para acceder a la información, como lo hizo Wesley Snipes en El Demoledor. ¿Acaso los maleantes aplicarían la frase de la Reina de Corazones? Tendré que esperar a toparme con alguno para ver si es como lo pintan.

Desde la Red…
Comentarios