Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

copyright_logo

De acuerdo al New York Times, el primer libro de Helene Hegemann ha subido a la lista de más vendidos (best sellers) en Alemania y es finalista en un concurso de libros, con un jugoso premio. Y aunque todo esto es notable porque Hegemann tiene tan sólo 17 años y es su primer libro, lo interesante acerca de esta historia es que a la autora se le ha acusado de plagiar muchos pasajes de su libro. Sorprendentemente ella no rechaza estas acusaciones, sino al contrario, indica que no hay nada mal en plagiar pasajes de otros autores.

Hegemann dice que ella es parte de una nueva generación que ha crecido con mezclas, muestreos y plagios en prácticamente todos los medios electrónicos, incluyendo la música y el arte y que esto es legítimo en la cultura moderna. ¿Estaremos entrando en una nueva era en donde plagiar la obra de terceros no sólo sea tolerado, sino que además, se vea como algo normal? ¿Es esto acaso un cinismo a prueba de todo o es una salida fácil de un problema ahora que se le ha encontrado plagiando a otros? ¿De verdad la autora cree en esos argumentos ahora que se le ha sorprendido en el plagio? Y finalmente, ¿si el “muestreo” no es aceptable en literatura, ¿es ésta una razón para repensar en la legitimidad del muestreo/plagio en otros medios?

En mi opinión todo empieza con los problemas que se suscitan con los derechos de autor. En realidad, independientemente que los autores de contenidos quieren proteger sus obras, lo cual -por una parte- los “documenta” como los autores legítimos de las obras que registran, -por otro lado- muchos de ellos buscan beneficios monetarios por sus obras. De hecho, pienso que si no hubiese este segundo inconveniente, los derechos de autor no serían jamás problema o quizás, los problemas entonces serían mínimos.

¿Pero qué piensa el matukense lector?

Fuente: SlashDot

Desde la Red…
Comentarios