Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Agreguen el Nokia N900 a la corta lista de dispositivos que pueden correr la última versión de Android OS: la 2.3 “Gingerbread”.

El último de los teléfonos que usa Maemo acaba de ser puesto a funcionar, si bien no de manera perfectamente estable, al menos aceptable con el sistema operativo de Google.

Esta conversión del N900 ha sido cortesía de Alexey Roslyakov, un codificador ruso mejor conocido bajo el sobrenombre de DrunkDebugger. Él ha dicho que un lanzamiento experimental será lanzado antes de que termine el año, lo que significa que será en menos de una semana.

Por supuesto que no es completamente funcional a estas alturas, pero la información celular, Wi-Fi y el sonido están disponibles ya. El resto de las funcionalidades de hardware están siendo agregadas poco a poco.

Si ser un tester alpha no es de tu agrado, puedes probar la versión estable de Android para N900: la 2.2.1 “Froyo”. Basta con buscar acerca de esta implementación en cualquier buscador o en Youtube para obtener los links.

Esta es una muy buena noticia para aquellos que claman a gritos por emplear Android en sus teléfonos Nokia, al menos en el N900 por ahora, ya que si se tiene éxito y hay alguien que encuentre la manera de correr este u otro SO en los N8, C7 y E7 (si es que es posible), seguramente habrá muchas personas que decidan alterar sus teléfonos para unirse a la moda del robot verde.

Fuente: GSM Arena

Desde la Red…
Comentarios