Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En todos estos años de Internet hemos visto como el spam se ha apoderado de nuestros buzones. La lucha por eliminar el correo chatarra no se ha detenido y día a día surgen nuevas ideas para tratar con los mensajes indeseables. Los spammers, a su vez, buscan contínuamente como brincarse los filtros que los usuarios ponemos en nuestros programas de correo, para que finalmente recibamos los mensajes que nos quieren hacer llegar. A mí en lo particular esta batalla de los spammers por llegar a nuestros buzones me parece absurda. Si yo ya puse un filtro eliminando todos los mensajes que contengan la palabra “viagra“, por ejemplo, ¿qué más da que el spammer se salte mi filtro? Como sea, su mensaje será mandado a la basura inmediatamente.

Por su parte, los spammers actúan considerando que si mandan un mensaje expecífico a diez millones de usuarios, y si a este mensaje, le hace caso el 0.01%, ya es ganancia. Sin duda: negocio redondo.
 
La pregunta es si funciona el spam. ¿Cuánta gente que recibe mensajes de spam decide comprar lo que ahí le anuncian?Actualmente la cantidad de mensajes que se envían por la red es de 150,000 correos diarios. Esta cifra se duplica año con año, a todo esto.

Las cifras de envío de spam han duplicadoen el último año y ya hay un tráfico diario de 150.000 emails. El 29,1 por ciento de los internautas compraría un producto después de haber recibido un correo electrónico no deseado, según  la consultora inglesa Marshal.  El informe se hizo bajo una muestra de 622 internautas (algo que hace pensar en la validez de esta afirmación) pues en mi opinión es una muestra pobre. Como sea, lo más vendido es software, relojes, joyas, ropa y objetos de carácter sexual.

Por su parte, Forrester Research, en un estudio realizado en el2004, halló que el 20% de 6000 usuarios compró algo a partir de un mensaje de spam. Todo parece indicar que hay suficiente gente para comprar los productos a través de este mecanismo de correo por Internet.

Así pues, la conclusión es que el spam es un gran negocio. Se sabe además que quienes han comprado algo después de un mensaje de spam, tienden a seguir comprando así. Después de esto me es claro por qué la tendencia del correo chatarra no ha disminuido.

Desde la Red…
Comentarios