La tecnología de hardware se mueve muy rápidamente. Si uno desea un disco duro de cierta cantidad de gigabytes es probable que ya no lo encuentre, o porque está obsoleto o porque ya salió uno nuevo, con el doble de capacidad a la que buscábamos y que cuesta exactamente lo que nos costó el disco duro anterior.

Nuestras “vidas” computacionales dependen mucho de la salud de nuestros discos duros, pues estos, al tener partes mecánicas, tienden a tener más problemas. Por ello mismo nunca es despreciable el consejo de hacer respaldos.

En vista de esto, los fabricantes se han dado a la tarea de hacer discos duros de estado sólido. Sin partes mecánicas y ya podemos encontrar algunos (16 gigabytes) en algunas netbooks acaso. Además, el espacio se reduce (así como las necesidades de energía). Pues bien, Toshiba ahora anuncia su disco duro de estado sólido de 512 Gbytes, que empezará a vender en la segunda mitad del 2009. A todo esto, Samsung ha iniciado la producción de sus discos de estado sólido (SSD – Solid State Disc) de 256 Gbytes. Los discos de estado sólido de Toshiba pueden, de acuerdo al fabricante, llegar a tener una velocidad secuencial máxima de lectura de 240 Mb por segundo y en escritura de 200 Mb por segundo.

El anuncio de Toshiba muestra la tendencia en hardware en este rubro de almacenamiento. ¿Será que nos acercamos al fin de los discos duros con partes mecánicas?

La empresa japonesa tiene SSD de 64 Gb, 128 Gb y 256 Gb que se ofrecen como discos duros o como módulos flash. No hay por el momento lista de precios.

Fuente: Toshiba

Enlaces Patrocinados
Comentarios