Al parecer las pruebas de tortura al Nokia N8 se han hecho más populares. El sitio ruso Hi-Tech publicó un video en el que prueba la resistencia de los materiales con que está elaborado el Nokia N8. Más allá de ver los resultados, el clip vale la pena por el mero “morbo” de observar cómo maltratan un smartphone de rango de precio elevado.

En las pruebas realizadas se intenta hacer un rayón sobre la superficie de aluminio anodizado del N8, sin tener éxito en el cometido. Posteriormente se pasa a intentar lo mismo con la pantalla hecha de Gorilla Glass; esto último se hace con un cúter, lo que no suena a una muy buena idea.

Sin duda, nadie en su sano juicio haría cualquiera de los dos ejemplos anteriores con su teléfono, sea cual sea, pero ahí no se detiene la prueba.

Para continuar se hacen tests de resistencia a temperaturas bajo cero, a humedad, incluso se entierra bajo arena de mar. Después de cada uno de estos intentos por hacer que N8 dejara de funcionar, aparentemente el dispositivo sigue como si nada.

Para terminar, y por si fuera poco, la persona que está realizando la prueba camina por la playa y hace como si por accidente tirara el teléfono Nokia muy cerca de donde llega la marea. Acto seguido, la ola golpea al móvil y lo cubre por completo.

No sabemos si se hizo algún tipo de engaño durante la realización del video, pero aunque así haya sido, se trata de una de las peores torturas (sin contar algo extremo como los clips donde alguien mete un dispositivo al horno de microondas, o algo así) que se le haya hecho a un smartphone. Geeks de hueso colorado, les prevenimos que las imágenes a continuación presentadas podrían ser perturbadoras.

Y por si fuera poco, acá te dejamos un segundo clip del mismo dispositivo pero con una serie de pruebas distintas. En este caso, N8 no salió tan bien librado como en el anterior.

Enlaces Patrocinados
Comentarios