Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Pues ya saben, entro muy contenta a una cafetería (de una muy conocida cadena americana) pensando: “Uff, ¡qué bueno! Dos horas para aprovechar el tiempo…”, tomando en cuenta que en el trabajo nómada que tengo, media hora es oro para meterse a Internet y sacar pendientes…. Pero en fin, sigo contando: Sí, ¡cómo no!, qué ingenua me vi… me quería conectar y claro, había ya como cinco usuarios, los suficientes para saturar la señal de un módem de Prodigy; total que me tardé más tiempo en buscar una red sin candado a la que me pudiera colgar, claro, con una señal muy baja.

Lo confieso: tengo una tarjeta BAM pero la verdad no me la llevé porque la conexión  últimamente también ha estado muy pero que muy lenta… No es la primera vez que me pasa ni tampoco el único lugar: restaurantes, cafeterías, bueno, menos en los hoteles que te cobran una lana por conectarte una hora (bueno sería que después de cobrarte la señal fuera mala)… Pero de verdad de qué sirve tener una computadora portátil con conexión si los servicios son tan malos. Yo sí creo que los comercios que ofrecen esto como un “plus” deberían buscar mejores alternativas para ofrecernos a los usuarios, ¿no creen?

Desde la Red…
Comentarios