Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¿Alguien se acuerda de El Gato Volador? Aquella cancioncita que estaba por todos lados hace unos años (tal como ahora no dejo de escuchar de un tal “Alejandrou”). Pues ahora no es un gato, sino el dispositivo de Microsoft el que se ha vuelto volador. Hay que ver para creer.

Un equipo de gente de Berkeley, en el departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de Cómputo, desarrolló una nueva aplicación parra emplear a Kinect como ojos de un cuadracóptero.

Este dispositivo volador tiene la capacidad de trasladarse por una ruta predeterminada y reconoce la superficie del suelo, así como obstáculos cercanos. En la vista que se ofrece a través de Kinect, se puede apreciar que la imagen del entorno se recrea correctamente y es por eso que puede desplazarse sin problema alguno.

El trabajo no lo hace el accesorio de Microsoft por sí solo, pero es en buena parte lo que permite que este invento se desempeñe tan bien. Gracias a la información que captura Kinect, el dispositivo puede mantener la altitud necesaria para moverse libremente.

Desde su lanzamiento, Kinect fue hackeado para su uso con otros dispositivos, empezando con una computadora que usa Linux, y ahora, a casi un mes de haber sido abierto para los desarrolladores, vemos esta nueva aplicación. Si a esto hemos llegado en menos de treinta días, no imagino lo que se vendrá en los próximos meses.

A mí se me ocurre ver en un futuro objetos voladores vigilando los entornos de algún importante edificio. Suena como de película, pero podría ser ¿no?

Fuente: Engadget

Desde la Red…
Comentarios