Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.


Una mujer de 23 años y madre soltera de dos niños fue utilizada para conducir el automóvil de escape de una escena de robo por quien se supondría sería su cita. Cabe destacar que la cita en cuestión fue acordada gracias a que ambas personas se conocieron a través de Facebook.

Leah Gibbs, de South Wales en el Reino Unido, conoció a Adam Minton gracias a la red social y fue así que decidieron tener su primer acercamiento en persona en lo que Gibbs creyó sería una salida romántica.

Cuando se encontraron, Minton le dijo a la chica que tenía que ir a ver a un amigo y le pidió si podía llevarlo ahí. En realidad la dirigió a la parte exterior de una casa de apuestas donde él descendió a amenazar con un cuchillo a los clientes y logró salir de ahí con £250.

Al llegar al auto, Adam supuestamente gritó “go, go, go!” e hizo que Gibbs lo llevara a su casa; ella decidió que la cita estaba terminada cuando vio el comportamiento agresivo de Minton y, peor aún, ya en el domicilio del criminal ambos fueron detenidos por la policía que logró dar con ellos gracias a las placas del vehículo de escape.

La mujer tuvo que pasar la noche en prisión a pesar de que explicó la situación ocurrida. Para su fortuna, Minton declaró que ella era inocente y que sólo la usó como medio de escape sin que ella conociera la situación en la que estaba participando. Adam recibió una sentencia de cuatro años y medio por su crimen.

Las medidas de seguridad que las redes sociales ofrecen no pueden ser suficientes ni comparables con el sentido común de cada persona. Quizá si Gibbs no hubiera confiado demasiado en un desconocido o en la ilusión de hallar a su media naranja en la red no se habría metido en este lío.

Fuente: Cnet

Desde la Red…
Comentarios