Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La historia y el éxito de los casetes

En este jueves de tecnorrucos platicamos sobre la historia de los casetes y su permanencia en la cultura pop.

Quienes crecieron en los 70s, 80s y principios de los 90s probablemente recuerdan con cariño y nostalgia los audios casetes, un formato musical que no sólo nos dio la posibilidad de escuchar música en el auto o en un walkman, sino que se convirtió en una herramienta que facilitaba crear collages musicales y compartirlos con otros fans de la música.

Rectángulo mágico

El casete clásico estaba compuesto por una cinta magnética con dos pistas que corrían por medio de dos carretes. Cada pista podía tener varias canciones y la reproducción de cada una dependía de si insertabas la cinta del lado A o el lado B.

En 1964, la fabricante Philips fue la primera en comercializar el nuevo formato en Hanover, Alemania. Al año siguiente, comenzaron a venderse audio casetes pregrabados en Europa, mismos que después llegaron a Estados Unidos y al resto del mundo.

Música portátil

A pesar de que ya existían algunos reproductores de casete «portátiles», como el TC-D5 de Sony, fue en 1979 cuando llegó a las tiendas el popular Walkman, también de Sony. El equipo costaba 150 dólares y, aunque al inicio su nivel de ventas fue bajo, eventualmente se convirtió en un dispositivo reconocido en todo el mundo.

Luego de vender más de 200 millones de reproductores de audio casete portátiles durante muchos años, en 2010 Sony dejó de fabricar los equipos, aunque aún pueden adquirirse modelos clásicos en internet.

Un ícono de la cultura pop actual

En los últimos años, series como «13 Reasons Why» y «Stranger Things» movieron fibras sensibles entre los usuarios que en su momento escucharon música por medio de casetes.

Mientras tanto, en la pantalla grande la música de «Guardianes de la Galaxia» y los mixtapes que escuchaba Star-Lord en las cintas de la franquicia nos recordaron lo increíble que era crear tus propias mezclas.

Aún no han muerto

Tal vez sea por la nostalgia o por su costo de producción (que es mucho menor al de los vinilos), pero es una realidad que algunos artistas como Jay-Z, Taylor Swift y Lana Del Rey han lanzado casetes con sus últimos proyectos musicales.

Por otro lado, algunas tiendas de moda como Urban Outfitters en Estados Unidos venden reproductores compatibles que además se conectan al smartphone para transferir música. Mientras que en internet han surgido comunidades alrededor de este formato. Por ejemplo: r/cassetteculture en Reddit.

¿Qué opinan tecnorrucos? ¿Los extrañan? ¿Aún tienen sus casetes favoritos en un cajón? ¿Comprarían casetes nuevos? Cuéntenos en los comentarios.