Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Xiaomi ya llegó a México con dos contendientes muy duros, disfrazados de smartphones de gama media, pero que podrían cambiar el corazón de muchos usuarios, que buscan una opción de buen precio y equipamiento.

Diseño

Comenzaré por el cuerpo del teléfono. El Redmi Note 4 cuenta con un diseño bastante sobrio, manteniéndose dentro de las líneas de lo común, donde es su buen acabado el que permite llamar la atención, con un cuerpo de aluminio y un ensamblado que se siente bastante firme pero a su vez ligero, así como su cristal 2.5D le da ese toque de que el equipo apunta hacia una gama mucho más elevada.

El Xiaomi Mi6 ya es oficial y éstas son sus características

Un detalle que me agradó encontrar en el Redmi Note 4 es su discreto infrarrojo, transformándolo en un control remoto universal. A través de su aplicación personalizada se puede transformar el teléfono en un mando de casi cualquier dispositivo electrónico, algo muy útil en dado caso de perder, romper o que tu mascota devore el control original.

Pantalla

Por su parte, Xiaomi integra una pantalla LCD de 5.5 pulgadas FullHD, la cual presenta un respetable nivel de imagen en cuento a la calidad de los colores, brillo y ángulo de visión, permitiéndonos disfrutar de cualquier contenido sin importar la luz o el ángulo pero sin sobresalir de las otras opciones de su competencia.

Sensor dactilar

Un punto que francamente me sorprendió fue su sensor de huellas, el cual está ubicado en la parte posterior del equipo debajo de la cámara, ya que presume de ser extremadamente rápido y asertivo, tanto en condiciones normales como en presencia de humedad en las manos, incluso me atrevo a decir que puede dar batalla contra otros sensores de teléfonos de gama alta.

Xiaomi presenta un interesante walkie-talkie

Batería

La batería es un elemento muy interesante, ya que el equipo cuenta en su interior con una de 4,100 mAh, algo más que suficiente para tener activo nuestro smartphone un día y la mañana siguiente, o bien, poder jugar un buen rato Pokémon GO, sabiendo que nos quedará la suficiente batería para terminar el día.

Lo destacable es que puede recuperar el 25% de su batería en media hora o su carga completa en casi 3 horas.

La doble SIM no es como la pintan

La ranura para la tarjetas SIM o MicroSD es un punto que me causó algo de conflicto. Y es que a pesar de que cumple lo que promete, tiene un enorme “pero” y es la combinación de tarjetas: ya que puede ser Micro-SIM + Nano-SIM o Micro-SIM +MicroSD, o simplemente Nano-SIM (en dado caso de solo tener una Nano-SIM como fue mi caso)

Para no tener que cambiar mi Nano-SIM por una Micro-SIM me di a la tarea de buscar un adaptador —sí existen— y así poder transformar mi Nano-SIM en una Micro-SIM y a la par aprovechar la ranura para la tarjeta de memoria.

Me hubiera gustado que la placa hubiera sido con ambas ranuras pensadas para Nano-SIM y una adaptada para la MicroSD, ya que la tendencia es la Nano-SIM, no la Micro-SIM, pero bueno, el problema se puede solucionar invirtiendo algo de dinero.

Infinidad de opciones con MIUI

Xiaomi emplea la interfaz MIUI, la cual se encuentra en su versión 8.2 y aprovecha perfectamente los 3 GB de RAM y los 32 GB de almacenamiento, dejando disponible al usuario 23 GB, donde a pesar de brindar las principales opciones de personalizacion Xiaomi permite aprovechar tanto las distintas aplicaciones del operativo, o bien toda la gama de las principales aplicaciones de Google.

Aunque a muchos no les agrade la capa de MIUI, debo de admitir que se mi hizo bastante intuitiva, donde si de algo goza es de opciones de personalización, desde temas propios de la marca, tanto gratuitos como de paga, hasta obtenerlos de distintas comunidades en línea, hasta la capacidad de configurar distintos patrones de desbloqueo o bien, al aplicar los distintos atajos para habilitar distintas funciones.

Por otro lado, las características de personalización no acaban con el papel tapiz, donde se puede ajustar desde el LED de notificaciones, tipo y tamaño de fuente, así como el color del fondo del sistema, hasta emplear la conocida “bola flotante” —que es el famoso menú sobrepuesto en la pantalla—. O contar con dos celulares en un mismo equipo con la función Segundo Espacio, la cual esta enfocada en aprovechar cada SIM como si fuera un smartphone diferente, teniendo cuentas y números distintos.

Cámara

Un elemento vital de cualquier smartphone es la cámara, que en este caso presenta un sensor de 13 MP con una apertura de f/2.0 integrando video en 1080p y un flash dual,  mientras que la cámara frontal es de 5 MP con igualmente f/2.0 de apertura.

En cuanto al funcionamiento, la aplicación de la cámara cuenta con un diseño muy limpio e intuitivo siendo fácil de entender y hasta dominar todas las funciones con las que cuenta, ya que a pesar de que la aplicación opta por simplicidad eso no quiere decir que no sea completa, debido a que también cuenta con distintos modos, filtros y hasta un mini editor dentro de ésta.

Sobre la imagen, tomas con una buena cantidad de luz y y objetos cercanos la respuesta es bastante aceptable, donde son en las imágenes de paisajes y con poca luz donde la cámara sufre sus estragos, sobre todo en el enfoque presentando cierta granulación en las imágenes.

Conclusión

Xiaomi llega con un equipo de gama media bastante atractivo, un diseño común pero bien construido, una pantalla que cumple pero que no sobresale, un sistema operativo que ofrece un gran abanico de configuración, así como un lector de huellas de campeonato. La batería está pensada para el que no le gusta cargar cables ni pilas extras mientras que el equipo funciona fluidamente con el sistema operativo.

La cámara tiene ciertos detalles, donde tal vez debería de trabajar Xiaomi, sobre todo en lo físico ya que la aplicación se nota bien trabajada en su capacidad de configuración, mientras que mi mayor descontento fue la charola de las tarjetas SIM y de memoria.

En general es un equipo muy balanceado, que se siente aguantador y que a su vez no da pena sacarlo en público, con un precio competitivo de 5,499 MXN, la versión de 3GB de RAM 32 GB de almacenamiento (y con la que realicé esta prueba) o de 6,299 MXN, la cual se eleva a los 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, ideal para competir contra el Moto G5 de Motorola, el Samsung J7 o el Huawei Gx8.

Xiaomi Redmi Note 4

CaracteristicaDetalle
Almacenamiento interno32 / 64 GB
Batería 4,100 mAh
Cámara frontal5 MP con apertura focal 2.0
Cámara trasera13 MP con apertura focal 2.0
Colores Gris, negro y dorado
Dimensiones151 x 76 x 8.5 mm
Materiales de construcción Cuerpo de metal con cristal 2.5D
Memoria RAM3/4 GB
PantallaIPS LCD de 5.5 pulgadas que ocupa el 72.7% del frontal
ProcesadorQualcomm Snapdragon 625 de 8 núcleos a 2.0 GHz
Resolución de pantallaFull HD 1080 x 1920 píxeles, 401 píxeles por pulgada
Sistema OperativoAndroid 6.0 Marsmallow
Tarjeta microSDSi, hasta 128GB
ExtrasLector de huellas digitales, ranura para doble sim, soporte para LTE en México
Desde la Red…
Comentarios