Para los ociosos o para los maniáticos de la privacidad que siempre están con la preocupación de que alguien pueda leer sus correos electrónicos, ya sea la pareja, los padres, o el jefe, existe un servicio que te permite recibir y enviar mensajes que se auto-destruyen después de un minuto. Este nuevo servicio se inicio el pasado 31 de enero y se llama Burn Note.

Al ingresar a la página de Burn Note encontraras inmediatamente una hoja en blanco para poder escribir tu mensaje. Pero antes tienes que inscribirte al servicio, poniendo solamente tu dirección de correo electrónico, un nombre de usuario y una constraseña. Ahora ya puedes escribir tu mensaje poniendo primero el correo destinatario, seguido de tu mensaje.

El mensaje no llega al correo electrónico al que lo enviaste, solamente llega una liga para poder leer el texto. Una vez que estés dentro de la página verás un aviso que te advierte que el mensaje solo puede ser leído una vez. Al acceder al mensaje que te enviaron no verás el texto completo, sino que las palabran van apareciendo poco a poco para que puedas leer el mensaje. Si no se ha terminado el minuto que tienes para leer, puedes verlo de nuevo, pero a los 60 segundos exactos la nota va a desaparecer.

Bueno y ¿para qué quiero mandar mensajes que se auto-destruyen? Pude ser por varias razones pero al final parece ser que es una simple diversión. Probablemente te sea útil si necesitas mandar un mensaje efímero, ponerte romántico o hacerte el interesante.

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios