Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Redes_Sociales_Columna

Hace muchos años que México no vivía una situación social y política tan difícil como la que vive ahora; pero lo rescatable es que nunca antes en la historia se habían escuchado tantas voces analizándola.

Los foros que en otros tiempos estaban reservados para los columnistas de los periódicos (que, por ejemplo, a mediados de los 90 no llegaban ni a la mitad de los que existen hoy), comentaristas de radio y analistas de televisión, hoy se multiplican gracias a espacios como los blogs y, sobre todo, redes sociales, sin contar los medios alternativos que han surgido gracias a internet.

Internet se está convirtiendo rápidamente en un medio de comunicación importante en el País, ya que, los más de 51 millones de usuarios de la red pasan, en promedio, más de cinco horas y media conectados, lo que lo convierte en una fuente de información de primera mano para muchas personas.

Si consideramos que la página con más usuarios en México después de Google es Facebook (con más de 45 millones), podemos darnos cuenta de la necesidad de las personas por buscar un espacio para decir algo y de ver qué dicen los demás.

A través de esa red social, y otras como Twitter y YouTube, muchos mexicanos pueden llegar a más temas que antes sólo se reflexionaban en un café, en alguna reunión familiar, en el aula de una universidad o en alguna tertulia intelectual con algunas copas de whisky de por medio.

Al mismo tiempo, el riesgo de esto es que también se difunden temas sin corroborar antes si son verdaderos, aunque en las redes sociales, como en la vida misma, todos tienen su propia versión de la verdad.

Teorías de complot, difusión de rumores y afirmaciones falsas son el pan de cada día de las redes sociales, por lo que los usuarios deben aprender a diferenciar las “netas” de las mentiras, y la mejor forma de hacerlo es siguiendo a los usuarios correctos.

Porque, al final, en las redes sociales es el mismo usuario el que decide a quién seguir y a quién escuchar, así que, aunque ahí estén reunidas todas las voces, cada persona, a su vez, construye su propia realidad.

Hoy, es necesario convertirse en un usuario responsable de las redes sociales, aprovechar la libertad del espacio para decir lo que sea, pero no atacar a quien piensa diferente, no dar como verídicas versiones que no están comprobadas o utilizarlas como instrumento de manipulación. Así de simple.

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios