Después de un terremoto de magnitud 9.0 en la escala de Richter sería casi imposible que sólo hubiera repercusiones en lugares no habitados o donde no haya edificios importantes.

La crisis en Japón tiene varios días y además de todo lo que hemos visto en los medios, también ha habido empresas importantes de la nación del sol naciente que fueron afectadas. Ese es el caso de Toshiba, Hitachi y Panasonic.

Las tres compañías antes mencionadas han reportado daños que los obligaron cerrar las construcciones donde se producen sus paneles LCD (que son de por sí demasiado frágiles) que fueron afectadas por el terremoto y el tsunami.

Panasonic dijo a Bloomberg que “ha habido algo de daños, pero no incendios ni colapsos,” lo que no les permite estar seguros de cuándo se reanudará la producción de las pantallas de cristar líquido en su planta ubicada en la prefectura Chiba.

Toshiba y Hitachi han reportado el paro de algunas de sus líneas de ensamblaje por cerca de un mes hasta que puedan lidiar por los daños ocasionados por el desastre natural.

Aún es muy temprano para comenzar a pronosticar la escasez de productos de este tipo, pero parece ser lo más obvio.

De entre tanta desgracia que nuestros hermanos japoneses han sufrido en estos días, esta noticia no se acerca si quiera un poco, sin embargo sabemos que todo esto impacta también en la economía de aquél país, misma que esperamos se recupere a la brevedad.

Fuente e imagen: Engadget

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios