Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace apenas un par de días, en un intercambio de regalos navideño me dieron un smartwatch, un reloj inteligente, de la empresa Green Leaf, el cual se sincroniza al teléfono celular (con Android exclusivamente) y puede ser usado de multitud de formas, por ejemplo, como control remoto para tomar fotografías. También puede recibir notificaciones del teléfono y mensajes de texto. Se puede contestar el teléfono desde el reloj.

El reloj funciona como una especie de terminal tonta del teléfono. Se puede escuchar música y tener acceso a algunas funciones de una banda inteligente de salud, por ejemplo, puede medir la actividad del usuario cuando duerme (lo que implica dormir con el reloj puesto), o bien contar los pasos que se dan. Tiene un sistema de configuración y la hora del reloj se enlaza a la que tiene el teléfono. Cuenta con alarma y cronómetro.

Decidí probarlo y lo primero fue bajar de la tienda de Google una app llamada BTNotification, la cual se instaló y al conectar el Bluetooth enseguida encontró el dispositivo. El reloj tiene un pequeñísimo manual y un cable USB para cargar la batería del reloj. Pesa muy poco y en menos de 10 minutos tenía todo funcionando.

De pronto me entró una llamada y el reloj se dio cuenta. La contesté en el mismo dispositivo y se escuchaba bastante bien a mi interlocutor. Lo usé todo el día y las notificaciones de algunos sitios web me llegaron al reloj. La verdad es que funciona bastante bien hasta ahora en este primer día de pruebas. Por otra parte, el reloj se da cuenta que pierde la conexión si uno se aleja unos 10 metros del teléfono y emite una alarma, la cual se puede apagar sin problemas.

Por el momento parece un gadget funcional pero no sé si de verdad necesito todas las funciones que el reloj da. Me gusta que parece ser un dispositivo cuidado, con una app que funciona a la primera sin dificultades, sincronizando el teléfono y el reloj de inmediato. Su pantallita táctil es un poco lenta pero para las opciones que se presentan tampoco es para hacer ningún drama. Se puede incluso configurar el idioma: inglés, francés o español.

¿Qué no me convenció? Me hubiese gustado que existiese la alternativa de programar este tipo de dispositivos pero por el momento no parece haber esta opción, ni siquiera para mejorar algunas de las apps que tiene el reloj en cuestión.

Otra cosa que me hubiese gustado ver es tener la posibilidad de diferentes carátulas para el reloj, algo así como una interfaz gráfica no tan trivial, sino mucho más elaborada. El sistema tiene dos relojes analógicos (con manecillas) y dos digitales (pantalla con números), pero la verdad son demasiado simplones.

Quiero creer que por una parte, el costo de este reloj (menos de 30 dólares), no da para una pantallita de más resolución o de la calidad que puede traer el reloj de Apple. Así que quizás estoy pidiendo demasiado. Igualmente, tener que conectarlo (para cargarlo) todos los días me parece poco conveniente si consideramos que mi Casio tiene pila que dura la friolera de 10 años (de hehco, lleva más de 10 años y sigue funcionando sin problemas).

¿Qué me gustó? Primero de todo, que pesa poco, que no es incómodo. Que a pesar del tamaño (un poco más grande que el Apple Watch), no se ve demasiado voluminoso. Que se conecta de inmediato con el celular y que funciona correctamente. La pila no parece ser tampoco un problema aunque supongo que hay que cargarla al menos una vez al día.

¿Costo/beneficio? No sé. Tengo sentimientos encontrados. Me parece un reloj interesante que sí, no será la punta de lanza en este nicho de mercado pero que hace lo que esperaríamos de un reloj inteligente de estas características. Sin embargo, todo lo que puede hacer el reloj inteligente se puede hacer desde el teléfono y da la impresión que a la larga no le da ningún valor agregado al uso de éste.

Desde la Red…
Comentarios