Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

smartbands

Mi hermano acaba de regalarme una banda smartband, un brazalete que pesa mucho menos que mi reloj electrónico, y que muestra la hora y la fecha, y mide horas y profundidad de sueño, latidos del corazón, pasos caminados, calorías quemadas y distancias recorridas si uno hace “jogging”. Vamos, que es un juguete bastante interesante y que además no necesariamente es muy costoso.

Desde luego que hay todo tipo de precios en estas bandas o brazaletes para la salud. Los hay de marcas como Microsoft, Samsung, Polar o Fitibit. También hay una serie de estos dispositivos de bajo costo, la mayoría hechos en China y que, aparentemente, cumplen con las mismas funciones.

El brazalete que ahora tengo se llama Diggro SH09 y, junto con una app para Android o iOS, permite monitorear muchas de las funciones al hacer ejercicio y, mejor aún, incluso cuando se duerme. El dispositivo es pequeño, se instala en una correa plástica y hay que recargarlo una vez a la semana, más o menos. Vía BlueTooth, el brazalete se conecta con la app y entonces se puede saber qué tan bien se está durmiendo, o cuántos pasos hemos dado en la jornada.

El aparatito tiene un par de sensores de movimiento y para medir el pulso, además de un par de luces LED. A través de estos nuevos sensores miniaturizados y cierto ingenio, se puede tener mucha más información de nuestro cuerpo, nuestras costumbres y actividades físicas que quizás antes ni siquiera prestábamos atención, pero que definitivamente permiten ser más conscientes de que debemos ejercitarnos para mantenernos en forma.

Por ejemplo el dispositivo mide qué tan profundo dormimos dependiendo de las veces que se mueve el brazalete cuando cambiamos la posición. El sistema lleva cuenta de esos cambios y entonces podemos ver después en la app una gráfica del tiempo dormido, en donde además, nos muestra cuando fue ligero o un sueño profundo. Es claro que esto es una mera aproximación y no necesariamente una medición muy precisa. Sin embargo, puede dar una idea de nuestros ciclos al dormir, por ejemplo.

Asumo que cuando caminamos el brazalete se mueve de una manera característica en nuestro brazo y entonces puede contar (o al menos aproximarse), los pasos que hemos dado. Si se asume una distancia X entre paso y paso, eventualmente el propio sistema nos puede mostrar cuántos pasos hemos dado y cuántos kilómetros hemos caminado.

Todo el brazalete viene en una pequeña caja la cual contiene el cargador USB, un pequeño manual (en chino y en inglés, aunque casi todo es esquemático), además de la correo en donde se pone el dispositivo. No hay más.

Se debe descargar al teléfono una app gratuita llamada Smart Movement, que se enlaza vía Bluetooth con el dispositivo. Esta parte fue la que me costó más trabajo echar a andar. De hecho, mientras no se enlace la app con el brazalete no se puede tener la hora ni la fecha correcta en el reloj, pues se toma de lo que dice el teléfono. Finalmente se conectó con mi app en Android.

Curiosamente, cuando me reconecto, muchas veces la app me pide reconectarme aunque ya lo estoy. Aparentemente esto no pasa en iOS. La razón parece ser que primero se hizo la app para el sistema de Apple y después se portó a Android. Y aunque es un problema menor, pues ahí está.

Diggro
En mi opinión es un interesante gadget que bien puede motivar a salir a correr, a hacer jogging, a caminar más. En los sitios chinos hay de todos los precios.

Por unos 300 pesotes se puedes probar alguno de ellos si no tienes inconveniente de que la empresa que lo vende tarda dos o más meses en que le llegue el paquete a tu casa. Si lo ves útil y funcional, quizá entonces habrá que cambiar eventualmente a un dispositivo más costoso, más de marca, donde se asegure de alguna manera la calidad que en muchos casos los productos chinos no dan. Sin embargo, reconozco que el producto que tengo se ve bien hecho y cuidado. Tal vez si la app fuese más consistente y fácil de usar, estaría hablando mejor del producto.

Como sea, ahí están estas nuevas bandas para monitorear el ejercicio que hacemos. Anímate si consideras que requieres de algún estímulo extra para salir a correr o para empezar a hacer más ejercicios. Por el costo de este tipo de dispositivos, es algo significativamente económico, sin duda.

Referencias: Diggro

Desde la Red…
Comentarios