grumpcat00

Grumpy Cat es un personaje ya mítico en Internet. Se trata de un gato que por los gestos que hace, se ha convertido rápidamente en una nueva estrella en Internet. Y obviamente con este éxito no falta quien quiere sacar ventaja del mismo, o al menos eso debe pensar el dueño del célebre gatito.

Grumpy Cat o, mejor dicho, sus amos ha demandado por 600 mil dólares a una franquicia de café porque, aseguran, han explotado sus derechos de autor. El demandante pide que se le dé esa cantidad por daños a su marca registrada además de pedir que la empresa sea vetada por comercializar mercancía asociada con la imagen del gato.

Se supone que el propietario del gato ha hecho millones (cosa que habría que demostrar), gracias a los gestos faciales únicos de su mascota, que lo han hecho famoso en Internet. Parte de las utilidades vienen de una línea muy exitosa de productos que ha puesto a la venta, por ejemplo, el Grumpy Cat “Grumppuccino”, que es un café frío, que lo vende una compañía de California llamada Grenade Beverage.

Esta compañía ha licenciado los derechos y las marcas para poder vender este café frío, pero no tiene ninguna otra afiliación con el gato y sus propietarios. Inicialmente la asociación funcionó, pero cuando la compañía de café decidió sacar otros productos mencionando a “Grumpy Cat”, se acabó el buen trato y las ganas de hacer negocio para ambas empresas.

Los propietarios del gato, que son una razón comercial llamada Grumpy Cat LLC, demandaron a la empresa de café por violar marcas y derechos de autor. Como Grenade Beverage no respondieron a los alegatos del demandante, los propietarios de Grumpy Cat siguieron el litigio y entraron en una etapa en donde piden una compensación por los daños asociados. La demanda gira sobre el hecho de que la empresa de café hace y vende mercancía de Grumpy Cat sin el permiso adecuado.

grumpycat00El producto violatorio, de acuerdo a los demandantes

Pero los dueños del gato van más allá: “no es sólo el producto que infringe nuestros derechos, sino el empaque y los materiales de promoción de dicho producto”. De acuerdo a los demandantes, ellos tienen la propiedad intelectual exclusiva de dichos productos e imágenes del gato.

Por el momento, el sitio de café está fuera de línea y aparentemente ya no quieren hacer ruido desde que surgió la primera demanda. Sin embargo, esto no quiere decir que la primera demanda haya sido satisfecha. En sus argumentos, el demandante pide un máximo de 150 mil dólares por cada una de las violaciones a los derechos de autor, las cuales suman cuatro, es decir, piden unos 600 mil dólares.

No obstante esto, los demandados, defendidos por Paul y Nick Sandford, quienes están afiliados con Grenade Beverage, han respondido a la demanda con una contrademanda, indicando que ellos son los propietarios de varios de los productos asociados a la imagen del famoso gato, así como en el caso de nombres y dominios.

Como puede verse, este tipo de demandas al mejor estilo estadounidense no trata realmente de defender los derechos de una marca al final del día, sino a ver si se puede hacer dinero fácil. Y como en el país vecino se vale demandar casi por cualquier cosa, el sistema legal tiene que analizar todo tipo de casos, desde los más razonables en términos de demandantes y demandados, hasta este tipo de situaciones donde hay que valorar si de verdad hay violación real de los derechos de quien demanda. Todo pues, se reduce a dinero.

Referencias: Torrent Freak 

Enlaces Patrocinados
Comentarios