Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Más de 2,200 empresas forman la Asociación de Electrónica de Consumo, conocida como CEA en ingles. Además de conducir los destinos del sector como un grupo, la asociación produce anualmente una gran exposición llamada CES (Consumer Electronics Show), que lleva 41 ediciones. Desde hace varios años esta se lleva a cabo en la ciudad de Las Vegas, que, por cierto, ha crecido tanto, que ya ni se nota la presencia de unos 140 mil visitantes durante los cuatro días del evento.Con el paso de los años, la férrea competencia entre empresas han hecho que el CES sea una exposición mas, sí, muy grande, pero ya nadie espera para lanzar sus nuevos productos. Tradicionalmente en el marco de esta celebración se lanzaron equipos como la video casetera en 1970, el Laser Disc en 1974, la video grabadora y el disco compacto (CD) en 1981, el mini disco, la televisión por satélite y el DVD en 1996; en el 98 comenzó el asunto de la televisión en alta definición y el último “gran” producto lanzado en el marco del CES fue tal vez el Xbox de Microsoft, en el 2001.

Lo que ha sucedido después son varios asuntos. El primero es que las empresas ya no esperan a ferias masivas como esta, el segundo y tal vez el más preocupante: lo que hemos visto en los últimos dos o tres años son productos evolucionados, no revolucionarios. Pantallas más grandes, bocinas que se escuchan mejor, gran oferta de accesorios y la guerra entre formatos digitales: HD-DVD contra Blu-Ray.

Aún así, no todo está perdido y caminando por los interminables pasillos de la expo pude localizar algunos productos que me llamaron la atención. A veces por originales y a veces porque realmente están interesantes.

Un grupo de estos son los “porta retratos digitales”, que abundaron de fabricantes principalmente chinos. La idea -nada nueva- es que se coloca en la mesa de la sala o en el pasillo de la casa un “marco” que tiene una pantalla y una entrada para la tarjeta de memoria. Unos cuantos botones más adelante, se obtienen en constante rotación las imágenes que se desee. No le veo así como que un uso generalizado, pero como gadget es bueno, sobre todo cuando hay invitados a la casa.

Otro aparatito que realmente pasa de lo ingenioso a lo absurdo es el “QuickPod” y se trata de un brazo para colocar la cámara y poder tomarse auto retratos, o esas fotos donde uno quiere salir junto con lo que está detrás de nosotros. La idea es original, pero los anuncios de la página no se miden “para que no te de pena pedir que te tomen una foto” es un poco la idea. El detalle es que no hay forma de “disparar” la cámara a control remoto, así es que, tome sus precauciones.

Teléfonos celulares al por mayor. Uno interesante es de la empresa LG y aquí le dicen “Voyager” que incluye una pantalla sensible al tacto como el iPhone, pero también contiene un teclado completo para poder escribir mensajes y textos con más comodidad. Otro interesante, original, pero francamente sólo para fanáticos aparato es una reproducción del robot R2D2 de Star Wars que incluye un video proyector y lector de DVDs. La idea es que el control remoto (una réplica de la nave de la película) puede hacer “caminar” al robot hasta llegar al lugar preciso y desde ahí proyectar lo que se quiera. Casi 30 mil pesos el aparatito que, sin duda, es para los amantes de la saga intergaláctica.

El stand de Sony mostró un nuevo dispositivo con mucha ingeniería pero poca practicidad: Rolly. Es un reproductor de música en forma de cilindro que incluye memoria de 2GB, pero lo interesante es que al accionarlo, unas pequeñas tapas a los lados se abren para dejar salir la música y … el aparato se mueve de acuerdo al ritmo que está tocando. Una verdadera joya visual… para unos 5 minutos. Por otro lado, exhibieron las primeras televisiones con tecnología OLED, que hacen que la imagen se vea mucho mejor y con un muy bajo consumo de energía. Todavía en su etapa de adopción, una tele de estas, de sólo 13 pulgadas, cuesta 2,500 dólares.

Otros de los muchos stands que recorrí presentaban un poco de todo. Panasonic su pantalla de 150 pulgadas (la más grande hasta el momento). Pioneer una nueva pantalla que ofrece los negros más profundos jamás antes vistos (según la empresa) y es extremadamente delgada. Por otro lado, en el área de juegos para PC pude usar un par de simuladores de vuelo y de coche de carreras que consisten en un asiento con movimiento a través de pistones neumáticos. Interesantes aparatos, si el usuario es un verdadero fanático.

Este CES ofreció mucho de todo y nada realmente sorprendente. Cabe señalar que habrá expo para rato, en su página ya se tiene el calendario para los próximos 10 años, sin embargo, como le sucede a todas las grandes exposiciones tecnológicas, debe encontrar una nueva forma de atraer más visitantes que generen negocios e ingresos para los expositores. Hace años existió COMDEX, una expo parecida pero sólo de productos de cómputo, que en su momento fue la más importante del mundo. Duró unos 15 años. Se fue haciendo muy pequeña y finalmente dejó de existir…

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios