En los últimos días he estado conociendo y experimentando un poco más lo que podría -sólo podría- ser el futuro en cuanto al uso de computadoras y aplicaciones. Desde hace ya casi un año vengo diciendo que “las PC han muerto” (usuarios de Mac: también están incluidos).

El asunto es que mientras más pasen los años, el concepto de “computadora personal” portátil o de escritorio será anacrónico y ya nadie se acordará de su existencia.

Hay una excepción que tengo que aceptar: oficinas grandes, los famosos “call centers” y lugares donde hoy hay decenas o cientos de PC haciendo labores administrativas… ahí sí todavía no veo reemplazo. Pero fuera de eso, el 90% restante de los usuarios, es posible que estemos usando lo mismo pero en el teléfono o tableta. Me inclino más por un smartphone que por una tableta básicamente debido al tamaño y a la facilidad de transportar el aparato más pequeño.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver todo esto con el título de este Desde el Teclado? Bueno, que para “vivir en las nubes” tendremos que aprender a usar otro tipo de software, precisamente “en la nube” y tendremos que dejar atrás las típicas aplicaciones que usamos hace años. La idea es que desde cualquier equipo o dispositivo con conexión a Internet y un navegador, podamos acceder a nuestros datos, programas e información. Algo de lo que me ha gustado:

1. SlideRocket.- si conoces lo que hace PowerPoint entonces ya sabes que es SlideRocket, sólo que este opera en la nube. Nada de software que descargar ni mucho menos instalar. Tiene sus detalles, claro, pero la verdad es que la presentaciones demo que vienen son asombrosas para ser hechas en la plataforma de la nube. Puedes obvio compartir todo lo que creas y llevar una estadística muy completa de visitas, tiempos, etc. El servicio básico funcionará para la mayoría de la gente y si no, cuesta unos 25 dólares al mes por usuario. Si tu vida son las presentaciones y algún día sueñas con llegar a una junta sin la compu y “apantallar” a todos, podrás hacer tu show desde un celular equipado.

2. DropBox.- Sé que hay otros, pero posiblemente fue el primero que usé y me gustó. Un disco duro virtual que se actualiza en todas las computadoras o dispositivos donde lo instalas. Tengo en varias PC (sí, y también en una Mac y un iPad) algunos directorios “sincronizados” con Dropbox, de tal forma que si creo un archivo en la máquina “A”, con que lo guarde en el folder de DropBox, automáticamente sincronizará todas las demás copias. Para todo tipo de documentos, cartas, presentaciones, hojas de cálculo y en general archivos no tan pesados, funciona de maravilla. La versión gratis ofrece 2GB de espacio.

3. OfficeLiveApps.- Microsoft por fin se puso la pila y sacó en su plataforma MSN (Hotmail, Live, etc.) versiones miniatura de Word, Excel, PowerPoint y OneNote. Así, con sólo una cuenta de correo puedes acceder a estas aplicaciones que tienen el “look and feel” de la suite completa, pero, sin pagar un solo centavo y sin problemas de copias ilegales. Pero, ¿es lo mismo? A ver, si lo que vas a hacer son documentos de unas páginas, hojas de cálculo no tan complejas y presentaciones sencillas, en serio que no se necesita más. Si estás acostumbrado a usar Outlook, por ejemplo, ya viene Office360 que te lo rentará por una módica cuota mensual. Mientras tanto, lo que he probado me ha funcionado muy bien.

4. La suite de Google.- la hasta ahora campeona de las aplicaciones en la nube, cada día va mejorando con nuevos servicios y opciones. Muy “parca” en su diseño y con poco atractivo visual, esta suite ofrece documentos, hojas de cálculo, presentaciones, etc., pero además se puede integrar de forma muy completa con cuentas de correo (Gmail o con tu propio dominio) y, claro, con el calendario y varios servicios más. Digamos que la experiencia con esta serie de aplicaciones es la más constante entre plataformas debido al poco uso de recursos gráficos. Como casi todo es en modo “texto”, se ve parejo en todos lados.

5. Hootsuite.- Mi aplicación favorita para actualizar y leer redes sociales. Funciona en cualquier navegador y soporta Twitter, Facebook y LinkedIn. Registrando una cuenta en sus servidores, desde cualquier máquina donde accedas tendrás los mismos datos, cuentas y ventanas abiertas. La verdad no tiene pierde y es muy sencillo de usar, además de que te ofrece estadísticas (básicas) sobre, por ejemplo, cuánta gente le dio clic a algún link que hayas tuiteado.

Podría seguir y seguir con más aplicaciones “en la nube” que uso a diario, sin embargo, estas son las que más viven en mis navegadores. He estado usando de repente Ubuntu para tratar de “trabajar” en un día normal y todavía no lo logro! Ahora lo que viene, me imagino, será probar uno de esos nuevos teléfonos con conexión a pantalla y teclado de tamaño completos y ver si “sí se puede”. Los mantendré al tanto. Mientras, a imaginar la vida en la nube… ¿ya te viste?

(La foto la tomé de este anuncio de un nuevo teléfono inteligente…)

Enlaces Patrocinados
Comentarios