Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Telepeaje mexicano

“No pasa… es que son las antenas”, “Ah, no, es que con la lluvia no lee bien”, “Su dispositivo no está hecho para estas antenas”, “Ya lo reportamos muchas veces, pero no nos hacen caso”, “¿Me permite escanear su número?” “¿No me dicta el número?” “Ah, es que le da mucho sol a las antenas y dejan de leer” “¡Tiene mal pegado su TAG!” Son algunos de los comentarios que he recibido cuando intento utilizar alguno de los “segundos pisos” o “Super Vías” dentro de la zona metropolitana de la Ciudad de México. Eso, claro, cuando mi método electrónico de pago “es compatible”, porque hay ciertas carreteras que sólo funcionan con otro que no tengo.

Entonces, ¿de qué se trata esta historia? Es algo similar al teléfono de emergencias 911 norteamericano que todos conocemos por películas (o tal vez hasta hemos usado en aquel país). ¿Parecido? Sí, aquí si uno tiene alguna emergencia hay que aprenderse todas las posibles opciones: 072 es para “Atención Ciudadana de la secretaría de obras y servicios”, 066 para la policía, 089 para “Denuncias anónimas contra el narcomenudeo y delincuencia organizada”, si lo que requiere es ayuda de los bomberos, hay que marcar el 068, si es una ambulancia, 065.

¿Qué tienen que ver los números de emergencia con el telepeaje? Nada, pero está igual de desorganizado, como tantas otras cosas en este país. Soy cliente del sistema “IAVE”, de los primeros que existieron para pagar casetas de carreteras. Cuando se inauguraron los “segundos pisos” del DF tuve que cambiar “el engomado, porque no es compatible”. Lo hice, además de notificar al banco, porque tenía el sistema de cobro directo a la tarjeta de crédito. Desde ese momento, que se me ocurrió “adherir” la calcomanía al parabrisas, cada vez que intento tomar alguna de esas vías tengo que bajar la velocidad a 1 km/h, recibir una mentada de madre del que viene atrás y esperar esos dos o tres segundos a ver el mensaje de “TAG no valido” o “SIN TAG” o cualquier otra instrucción. Cuando esto sucede, ya sabe, literalmente “se meten” por la ventana al coche con la pistola que escanea el código, si lo lee, bien. Si no, hay que dictar los números, siempre con la tentación de que te digan “ah, es que está fallando el sistema, no puede pasar”.

Y en las carreteras más transitadas pasa lo mismo, justo lo acabo de sufrir regresando por la México-Cuernavaca. Carril “exclusivo para el telepeaje IAVE”, vacío, voy llegando muy despacio, no lee. Me hago para atrás, vuelvo a intentar, no sirve. Llega una persona “ah, es que anda fallando, échese para atrás y pase a otra fila”. “Oiga, pero si funciona en otras casetas”, “pues no sé, hágase para atrás”. Entonces, comienza la danza de pedirle a los coches que ya están esperando probar suerte con la tecnología que se hagan para atrás para poder salir de la fila.

¿Es esto una molestia? Claro, pero ahí no está el detalle. El asunto es que somos incapaces de hacer algo de forma organizada, que funcione a la primera y sin problemas. Recientemente se anunció el cambio de “IAVE” para las carreteras, “por un nuevo chip” (cambiaron de proveedor, pero se sigue llamando IAVE para que exista más confusión), me dicen y leo que no hay información suficiente, no hay calcomanías suficientes, que son gratis pero hay que dejar 200 pesos de “garantía”, en fin, nadie sabe qué hacer. Nada inusual en este país.

Dispuesto a cambiar de IAVE a otro sistema que “sí funcione”, busco en la red las opciones y me quiero volver loco. De entre varias, consulto “TAG Pase Urbano” que por lo que alcanzo a leer, sí es compatible con todas las vías de cuota, segundos pisos y demás, pero no encuentro la forma de cargar el importe a una tarjeta de crédito… leyendo en el sitio, veo lo siguiente

Estimado Cliente, Desde 2005 I+D México opera la red más grande del país para pago electrónico de peaje en las principales carreteras, incluidas las administradas por Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (CAPUFE). Debido a un cambio de proveedor de CAPUFE y de acuerdo a lo comunicado por las autoridades, tu tag actual podrá operar nuevamente en sus autopistas a más tardar el próximo 10 de agostoEn el resto de la red carretera, de más de 80 plazas de cobro con más de 500 carriles, podrás seguir utilizando sin interrupción el tag con que actualmente cuentas de IAVE o PASE, incluyendo las autopistas urbanas de la Ciudad de México y estacionamientos afiliados. Consulta la cobertura en www.idmexico.com.mx. Es muy importante que no permitas que te retiren el tag actual, ni te deshagas de él..”

¿Entendiste algo? ¿En 10 días ya sirve de nuevo la IAVE viejita en el nuevo sistema IAVE que es diferente? Sigo buscando y encuentro ahora el “nuevo TAG portátil IAVE, con tecnología NFC” … que puedes cambiar de un coche a otro.

Ahhh, ¿pero qué pasa si quieres pagar la caseta de la México-Toluca? Pues ahí sólo es compatible el sistema “Vía Pass”, o al menos eso es lo que tengo entendido y lo que pude leer en su sitio.

¿Esto sólo pasa en México? No lo sé. El descontrol, la desorganización, la falta de planeación, los intereses particulares de cada jugador y del gobierno en turno, hacen que lo que podría ser una simple y sencilla solución empleando tecnología (bastante antigua, por cierto), se convierta en una pesadilla. Lo último que le pasó a un familiar: no “leía” el sistema su TAG, entonces el operador le dijo “No hay problema, págueme aquí 30 pesos y lo dejo pasar”. Claro, sólo eso nos faltaba, corrupción en los puntos de acceso de las super-vías-segundos-pisos del DF. ¿Y la tecnología dónde quedó? ¿No es más transparente tomarle una foto a la placa del coche que no pagó y multarlo?

 

Desde la Red…
Comentarios