Como tal vez se puedan imaginar, recibo un buen número de correos electrónicos de personas que tienen dudas -de muchos tipos- respecto a sus equipos de cómputo, celulares y cuestiones en general que tienen que ver con tecnología. Tal vez la más preguntada es ¿cuál es el mejor antivirus?, para la cual sigo sin tener respuesta contundente, pero bueno, la idea de este lunes es platicar y hacer algunos comentarios a partir de un correo que me llegó de Jimmy Campos.

Dice Jimmy “Hola, ¿qué programa me recomiendan para bajar de Internet para recuperar archivos perdidos después de formateada por un problema de virus?”. Parece una pregunta más, pero por el número de temas que abarca creo que es interesante lo siguiente.

De entrada es importante comentar que una vez que fue formateada la máquina, es muy difícil y costoso el poder recuperar información. En casos extremos recomiendo enviar el disco duro con expertos que se encargan de esto. Ningún programa -que conozca- podrá recuperar la información así como por arte de magia. El proceso de formateo desorganiza todo lo que estaba grabado en el disco duro y complica mucho la vida recuperarlo. Además, hay formateos especiales que se encargan de sobre escribir la información para que sea imposible recuperarla.

1. Antivirus.- Lo que pareciera entrar en una etapa de “ya no pasa nada” todo indica que sigue vivito y coleando. Nos llegan muchos mensajes por problemas con infecciones de virus. Aquí la respuesta es doble: obtén un antivirus pero, tal vez lo más importante, fíjate por dónde navegas y no descargues cualquier cosa que te encuentres. Desde que tengo memoria, nunca me ha infectado un virus a tal grado de tener que formatear la máquina sin poder recuperar archivos. Lo que parece ser demasiado bueno y gratis y a un clic de distancia, generalmente ni es bueno y tiene altas posibilidades de ser un virus.

2. Respaldo.- Obviamente Jimmy no tenía respaldo (copia) de su información. Si lo hubiera tenido, entonces no habría enviado el correo. Hay muchas formas de respaldar, la más sencilla y recomendable es usar un disco duro externo de decente calidad y ese disco tratarlo con mucho cuidado. El software para respaldar es un gran tema, pues casi ninguno es bueno. Hay uno que copia archivos que se llama SyncToy, de Microsoft, gratuito, que recomiendo. Hay que entender un poquito para usarlo, pero pasando la primera vez, todo es muy sencillo.

3. Respaldo en línea.- Recientemente estoy usando un servicio llamado DropBox que te permite sincronizar el contenido de una carpeta de archivos en cualquier computadora que tenga hasta 2GB de información de forma automática y en “la nube”. ¿Cómo? Descargas e instalas DropBox en todas las computadoras donde se quiera “compartir información” y listo. El sistema se encarga de lo demás. Yo lo uso con la máquina de la oficina y mi portátil, así, sé que la info que tengo en ese folder está automáticamente copiada en ambas máquinas, con lo que por lo menos tengo un respaldo en tiempo real de los archivos que más uso.

4. Costo del software.- Por la redacción que usó Jimmy puedo detectar que además de solicitarnos una liga para poder obtener el software que está buscando de forma sencilla, me imagino, sólo me imagino, que desea que ¡sea gratis! Este es un tema interminable y recurrente. No todo puede ser gratis en la vida. No todo está disponible a un clic de distancia y se puede obtener en poco tiempo. Algunas veces es necesario pagar dinero, d-i-n-e-r-o por el software (que en realidad es un pago simbólico por el trabajo desarrollado). Así como pagas por la comida, una entrada al cine o hasta alguna medicina, hay mucho software que es necesario pagar por él. Ahora lo puedes hacer en línea con servicios tipo PayPal, así es que no hay mucho pretexto y si de repente tienes que desembolsar cantidades de dinero (que generalmente son de 200 o 300 pesos) por alguna licencia de una utilería, no hay que ser y simplemente hay que mocharse.

Es posible que tú lleves un estricto control de tu información y respaldes todo de forma constante, pero también es muy probable que no lo hagas, así es que te recomiendo comenzar a hacerlo. En particular me ha sido de gran ayuda DropBox para esos pequeños archivos que siempre son una lata tener respaldados y que al final de cuentas es importante hacerlo. Y claro, si estás pensando “es que 2GB no son nada, apenas si me caben 3 series torrenteadas” es que en realidad no estás entendiendo de qué se trata todo este asunto.

Enlaces Patrocinados
Comentarios