Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

es momento de cambiar iphone

Antes de que sigas leyendo quiero hacer una aclaración: soy fanático de la tecnología -en todas sus presentaciones- punto. Igual uso un iPhone 5 (principalmente de viaje) que el Android en turno (Moto X y Galaxy S5 principalmente en estos días). Fui usuario de BlackBerry desde el primer modelo hasta la Z30, pero la falta de aplicaciones realmente hizo que dejara de usar tanto la plataforma. Con lo que todavía no he podido es Windows Phone, igual y más adelante…

Ahora bien, el título de esta nota obedece a que me he encontrado dos grupos de usuarios de iPhone: los que son “aifoneros” de hueso colorado, han comprado todos los modelos, siguen -y seguirán- fieles al “Designed by Apple in California”. Están ansiosos esperando el iPhone 6, iPhone Air o como se llame, si es que hay novedades en ese terreno.

Por otro lado, está el grupo de usuarios de iPhone que simplemente lo seleccionaron porque les gustó el diseño, por recomendación de un amigo, porque es el que les salía “sin costo” en el plan y un largo etcétera. En medio de estos dos grupos se encuentra un tercero que ya no muestran mucho interés en su equipo y todo lo nuevo simplemente les da “lo mismo”.

Bien, pues para los del grupo dos y tres (los del primero nunca van a estar de acuerdo conmigo, y está bien) les puedo decir que usar un teléfono diferente al de Apple no duele, no pasa nada, no perderán la esencia de un teléfono y la experiencia puede ser hasta satisfactoria.

¡Estás loco! muchos pensarán. ¿Cómo se te ocurre que uno de esos “horribles” teléfonos con Android va a hacer lo mismo que MI iPhone? Pues les digo que escribo con base en la experiencia. Varios años ya usando smartphones, desde que aparecieron en el mercado.

Cambiar de plataforma siempre tiene sus dolores de cabeza. Es como cambiarse de casa. Todo puede estar fríamente calculado, pero sin duda algún detalle no funcionará como esperábamos. Pero así es todo en la vida ¿o no? Basta de rollos. Entremos a los hechos.

  • No existen las mismas aplicaciones: salvo algunas contadas excepciones, en realidad las tiendas de apps son muy similares y en general el 90% de los usuarios encontrarán lo que buscan. Si hay duda, simplemente se puede ingresar a play.google.com y buscar.
  • ¡Qué voy a hacer sin iCloud! Sencillo, usar Google y sus servicios en la nube. Aunque funcionan de forma distinta, se obtiene el mismo resultado: información guardada en la nube, siempre respaldada y a salvo.
  • Android está lleno de virus y en la tienda hay pura basura. Llevo usando Android en decenas de teléfonos, descargando aplicaciones oficiales, no oficiales, betas, cosas raras y NUNCA me ha tocado un virus. Puede ser que existan, pero sin duda es difícil que te infectes a la primera. Y en cuanto a aplicaciones “basura”, sí, en un principio había muchas, espero pronto acaben de limpiar.
  • Siempre es y será mejor iPhone porque es un producto de Apple. Vaya, sin duda esto es una leyenda popular. Apple es una excelente empresa que diseña, fabrica y vende excelentes productos. Pero eso de que sea “mejor” así nada más porque sí, pues no creo que sea una apreciación muy exacta. ¿A cuántos ‘aifoneros’ conoces que se les descompuso su teléfono o que un botón ya no funciona? Yo a varios.
  • La cámara, el sensor y los materiales son mejores en iPhone. Sin duda, a veces es cierto. El lector de huellas digitales en el Motorola original e incluso en el flamante Samsung Galaxy S5 simplemente no es práctico y “reconoce” sólo a veces. He usado el del 5S y es bastante bueno.
  • Todo mundo le copia a Apple. Eso también puede parecer correcto en primera instancia, y de hecho, le han copiado muchas funciones y detalles (sobre todo Android) pero Apple también tiene su parte de “tomar prestadas” ideas de otros proyectos. Así son todos en la tecnología, no hay de qué preocuparse.

Y así podría seguir escribiendo varias ideas más sobre por qué es mejor iPhone que cualquier Android. Lo único que he podido detectar que es, por mucho, superior en iPhone que en Android es la voz que da las instrucciones cuando se usa el GPS con Google Maps. La de iPhone es amable, precisa, cortés, invita a seguir escuchando. Mis amigos de Google como que agarraron a una “robotina” y la pusieron a dar instrucciones.

De ahí en fuera, la verdad es que todos los que ahora usan iPhone y “temen” cambiar, pueden hacer la prueba y no les dolerá. Faltan unos días para que Apple presente nuevos productos en su evento WWDC. Es posible -sólo por rumores- que lancen un iPhone más grande. Les URGE.  Después de usar cualquier Android con pantalla de 5 pulgadas, volver a ver el iPhone 5 ya no es lo mismo y el iPhone 4 parece ya modelo de tienda de conveniencia. El tamaño importa y siempre ha importado.

La pantalla es lo que más usamos y vemos de un celular actual. Un modelo más grande seguro colocará a Apple de nuevo en la competencia en terrenos semejantes que los demás. La verdad, sí se me antoja un iPhone más grande. No tengo problema en usar cualquier plataforma, como comenté al principio. ¡Viva la tecnología! Eso es lo importante. Ahora buscaré tiempo para Windows Phone … no sé, hay algo que no me anima a usarlo de forma constante … pero todavía no logro detectar qué es.

(Sí, la foto es del iPhone que uso y la tomé con un Galaxy S5)

 

Desde la Red…
Comentarios