Este año no pude asistir al CES en Las Vegas. Tenía todo planeado para estar ahí varios días pero hubo un cambio repentino de planes… así es qué, lo seguí por “larga distancia” y a pesar de que extrañé el bullicio tradicional de la feria, creo que no me perdí de nada trascendental para la industria.

En unocero.com le dimos cobertura al evento desde varios puntos de vista y uno que le encargué mucho a Susana Media fue el de también darle espacio a esos pequeños objetos, gadgets o accesorios que “nadie pela”. Porque, claro, están los grandes consorcios que acaparan los escenarios y de los cuales es sencillo enterarse de sus novedades… pero por cada 5 anuncios grandes hay unos 20 o 30 productos que es posible lleguen a sobresalir en el mercado norteamericano (y mundial) a mediano plazo. Aquí toda la información que publicamos sobre el CES 2011 y, claro, en muchos sitios puedes encontrar también listados de productos, demostraciones y demás.

Ya más o menos sabíamos que este sería el CES de las “tablets”, lo que seguimos sin saber es para qué queremos uno de estos dispositivos. Tengo uno de Apple y rara vez lo uso… sí, al principio le dediqué muchas horas, pero con el tiempo el polvo se va asentando y la verdad es que no reemplaza a nada, es decir, la idea que de repente surgió diciendo “esto será tu laptop” para nada es factible, por lo menos no en México.

Entonces, ¿por qué todos los fabricantes conocidos y desconocidos están ofreciendo tablets? Pueden ser sinergias del mercado… es cierto que Apple “inventó” la música portátil con el iPod, pero de ahí a que exista otro cambio significativo con los “iPads” lo veo muy lejano… es muy claro que para la firma, cada iPad representa ventas de contenidos, programas, juegos y más. Un escaparate en cada pantalla listo para ser aprovechado. Eso es muy claro para Apple, pero, ¿para los demás fabricantes? Todas las tablets que he visto hasta el momento (incluida la de Apple) se me hacen un producto de transición, en lo que el celular tiene el suficiente poder de cómputo para reemplazar a la laptop/netbook.

Lo vengo diciendo desde hace meses, el concepto es “la PC va a morir”… y es eso, un concepto. El 95% de los usuarios de computadoras no necesitan más poder de procesamiento que el que tenemos en un celular y, ojo, en este CES ya se anunció el primero con procesador de doble núcleo… que se conecta a una pantalla y teclados de tamaño razonable para trabajar… que incluye la posibilidad de hasta 48GB de almacenamiento, 1GB en RAM, en fin, una PC “hecha y derecha” pero que es un celular… ¿por ahí va el asunto? Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero es muy probable que la tendencia siga hacia los celulares inteligentes y más potentes que nunca.

¿En México? Aquí, como en muchas otras economías en desarrollo, lo que más se vende es lo que menos cuesta… a veces. Es por eso que en los supermercados hay “compus de a montón” y muchos, pero muchos mexicanos pueden tener hoy una netbook con precios competitivos. Acá no hay valle del Silicio, no desarrollamos nada y sólo consumimos tecnología. Entonces, cada vez que escucho eso de que “las netbooks son una porquería, no sirven para nada” en realidad pienso que gracias a esos productos, cientos de miles de mexicanos tienen acceso a una computadora.

¿Qué sigue? Sin duda, que tengan acceso a un celular inteligente, con las capacidades descritas y poco a poco el concepto de “compu” vaya desapareciendo. Cosa de esperar y ver cómo se va desarrollando este nuevo mercado, donde no hay un proveedor dominante de software (Microsoft) ni de microprocesadores (Intel) y dónde hay un jugado adicional en la ecuación: proveedor de servicio celular.

Hoy tenemos en la contienda a Apple con su iOS, Android de Google, Symbian de Nokia, BlackBerry de RIM y comenzando su regreso Windows Phone… eso es todo. Entre esos fabricantes se repartirá el mercado. ¿Quién tendrá más? ¿Cuál será el dominante? ¿Habrá uno que domine? Todavía es demasiado pronto para saber, pero sin duda la competencia se pondrá interesante. Aquí parece –de lejos- que Android tiene más ventajas por ser código abierto, totalmente configurable y adaptable de acuerdo a las necesidades del fabricante. Pero esa también puede ser una de sus debilidades ya que le cambian tanto algunos fabricantes, que el usuario se puede descontrolar.

Mientras todo esto sucede en Las Vegas, en México estamos estrenando un tecnológico año donde, sin duda, estaremos en contacto todas las semanas a través de Desde el Teclado y, claro, en unocero.com. ¿Será el año de las tablets?

Enlaces Patrocinados
Comentarios