Cómo hacer un stylus barato

Las pantallas táctiles capacitivas son muy populares en la mayoría de los teléfonos que usamos. Su característica principal es que pueden reconocer la presión que el usuario ejerce sobre ella para ejecutar comandos, para lo que se valen de la energía que se encuentra en nuestra piel.

En el mercado podemos encontrar algunas plumas que funcionan en pantallas capacitivas por un costo de alrededor a 50 o 60 dólares, pero también existe la manera de hacer tu propio accesorio.

Lo único que necesitas es:

  • Una pluma económica que se pueda vaciar de su interior.
  • 6 cm de alambre de cobre o soldadura.
  • Fibra esponja (Yo utilicé Scotch Brite como sugerencia de la fuente original).
  • Saliva o agua (por ridículo que suene, es la clave para que esto funcione).

Primero hay que cortar pequeños pedazos de la esponja. Esto será la punta del stylus y basta con medir cuánto necesitarás según la pluma que hayas elegido. Después, hay que unir el alambre de cobre o soldadura (cualquiera de los dos funciona igual) al pedazo de esponja.

Una vez unidos, ambos deben ser insertados en la pluma o punta desprendible. Basta con empujar la esponja hasta que un poco de ella se asome por la parte más angosta de la pluma. Ten cuidado de que el cable no salga igual que la esponja para evitar dejar marcas sobre la pantalla de tu dispositivo.

Haz un agujero en un costado del cuerpo de la pluma a la altura donde tus dedos la sostienen para escribir. A través de ese orificio, tendrás que pasar el otro extremo del cable hasta que quede en el exterior de la pluma.

Finalmente, vuelve a cerrar la pluma si es que tiene una punta desprendible y gira el extremo de cable que quedó afuera alrededor del cilindro. Tus dedos tienen que tocar el alambre de forma que la energía se transmita hasta la esponja.

Hasta este punto, el stylus parece estar terminado, pero si lo pruebas en la pantalla de tu dispositivo es posible que no funcione. Sólo tiene que remojar la punta con saliva o agua y verás que todo trabaja mucho mejor. De hecho, mientras más la humedezcas, el funcionamiento será más ágil.

¿Qué te parece? Te invitamos a poner manos a la obra y realizar tu propia pluma. El costo es considerablemente menor a comprar una y además puedes hacerla como tú prefieras.

Si quieres conocer un poco mejor cómo trabajan las pantallas capacitivas y resistivas sigue este enlace.

Fuente: iLearnTechnology.

Enlaces Patrocinados
Comentarios