Continuando con nuestra guía para armar nuestra propia PC, entramos en el fascinante mundo de las tarjetas madre, componente el cual se encarga de soportar e interconectar por medio de sus circuitos a la mayoría de los componentes que integrarán tu computadora.

Tal como en los gabinetes, existen varias marcas y tamaños de tarjetas madre. Hay para todos los gustos, desde el usuario principiante que no quiere gastar una fortuna en su primera PC armada, hasta verdaderas obras de arte de la tecnología informática que ofrecen una infinidad de funciones y posibilidades.

¿AMD o Intel?

En la actualidad existen dos compañías principalmente dedicadas a fabricar procesadores, Intel y AMD. Ambas compañía poseen modelos de gama baja, media y alta. Es esencial que tu placa madre la elijas en base al tipo de procesador que necesitas, ya que no son iguales las que utilizan procesadores Intel o AMD.

Aunque tienen las mismas características, el tipo de socket es diferente. Por otro lado, el chipset que incluye la tarjeta es el conjunto de componentes con el cual hará que funcione correctamente con el procesador que elijas.

El Tamaño o Factor de Forma

Como mencionábamos en la entrada anterior, el tamaño de la tarjeta madre está estrechamente relacionado con el de nuestro gabinete.  Para fines prácticos, ordenaremos los tamaños de menor a mayor:

  • Mini-ITX: son tarjetas pequeñas que se utilizan principalmente para computadoras que tengan un gabinete portátil y que necesites transportarlas con facilidad. (17 cm x 17 cm)
  • Micro-ATX: este factor de forma es un poco mas grande que el Mini ITX y sus posibilidades de expansión es mayor ya que posee más opciones y puertos. (24.4 cm x 24.4 cm)
  • ATX: es el formato más utilizado comercialmente por ser versátil y tener un tamaño estándar, también ofrece una buena cantidad de puertos para expansión dependiendo del modelo que se compre. (30.5 cm x 24.4 cm)
  • EATX: si quieres construir una computadora con grandes prestaciones, tal vez debas elegir este tipo de tarjeta madre, pose una gran cantidad de posibilidades de expansión, llegando a soportar hasta 4 tarjetas gráficas conectadas entre si. (30 cm x 33 cm)

Panel Trasero

Todas las tarjetas madre poseen un panel trasero con los puertos y conexiones externas que se necesitan para determinados dispositivos externos que necesitas conectar a tu equipo. Estos puertos generalmente son conectores de pantallas, puertos USB y jacks de audio, entre otros.

Es importante que antes de comprar cualquier modelo revisemos con detenimiento estos puertos ya que estás serán las opciones que tendremos para poder conectar de manera externa, por ejemplo, más de una pantalla o monitor a nuestra PC, o tal vez añadir una interfaz de audio o video, en caso de requerirla.

Los puertos que integran generalmente son:

  • DVI y/o HDMI: para conectar monitores y/o pantallas.
  • USB2.0/USB3.0/USB-C: para conectar discos duros externos, interfaces externas, capturadoras de audio y video, micrófonos, memorias USB, etc.
  • Entradas 3.5mm y Audio Digital: para conectar equipos de sonido, audífonos o micrófonos.
  • Ethernet: para conectar el cable de red RJ-45 y poder navegar en internet.
  • Seriales: este tipo de puertos son casi obsoletos pero siguen existiendo algunos modelos que los incorporan para conectar teclados, ratones o impresoras antiguas.
  • Puertos especializados: en ocasiones se pueden encontrar puertos especiales para hardware especifico.

Arquitectura Interna

Los componentes y circuitos que integran nuestra tarjeta madre, son lo que nos permiten agregar otro tipo de hardware a nuestro equipo, por ejemplo, discos duros, SSDs, tarjetas de video entre otros.

Los puertos que debemos considerar como esenciales en nuestra tarjeta madre son:

  • Corriente 12V: la fuente de poder es la que le suministra la energía necesaria a la tarjeta madre, esta también se encarga de hacer la conversión de la tensión eléctrica que trae la corriente de la calle a 12 volts para que la tarjeta funcione correctamente.
  • Socket para procesador: este es el espacio donde se coloca el procesador de tu equipo, es muy importante que el procesador y la tarjeta madre tengan el mismo socket (podrás encontrar la guía de sockets en la parte de procesadores de esta guía), de lo contrario no podrás integrarlo para su funcionamiento.
  • Conectores para ventiladores o Headers: estos pequeños conectores sirven para conectar los ventiladores que ayudaran a tu equipo a que se mantenga un flujo de aire optimo para mantener los componentes en su temperatura ideal.
  • Puertos Serial ATA o SATA: aquí es donde podrás conectar los discos duros, las unidades ópticas, los lectores internos de tarjetas, unidades de estados solido, monitores de temperatura, etc. Actualmente casi todas las tarjetas madre poseen puertos Serial ATA 3 los cuales pueden llegar a ofrecer velocidades de transferencia de hasta 6Gb/s.
  • Ranuras de memoria: en estas ranuras se coloca la memoria RAM, esta es necesaria para que el equipo funcione (podrás encontrar la guía de memoria RAM en las semanas siguientes). Siempre debemos de revisar las especificaciones de memoria RAM que acepta nuestra tarjeta madre porque de lo contrario no funcionará correctamente.
  • Ranuras PCIe: en este tipo de ranuras se conectan los componentes con lo que puedes expandir tu equipo, por ejemplo, tarjetas gráficas, interfaces de audio o video, unidades de estado solido profesionales, entre otros.

Estos son las conexiones más importantes a los que debe de poner atención, existen otros conectores dentro de las placas base para funciones muy especificas que no terminaríamos en una sola entrada, es por esto que siempre te recomendamos consultar el instructivo antes de comenzar a armar tu maquina.

Enlaces Patrocinados
Comentarios