Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Internet

El 17 de mayo se celebra el Día Internacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información. La fecha originalmente celebraba sólo las telecomunicaciones, como aniversario de la UIT; se añadió “Sociedad de la Información” en resolución al final de la Cumbre Mundial Sobre la Sociedad de la Información, en 2005, en la que participé intensamente. Es casi lo más lejano de un “Día de Internet” que pudiera imaginarse.

La Cumbre (CMSI o WSIS) representa un punto de clímax en la tensión entre Internet libre y los intentos de imponer un marco de gobierno multilateral a la red. Si bien la Cumbre resolvió que la gobernanza de Internet debe construirse con la participación de todas las partes interesadas (“multistakeholder”), los intentos de imponer un marco multilateral o intergubernamental no han cesado, en la ONU, en la UIT y en muchos otros espacios. Otro producto de la Cumbre, el Foro sobre Gobernanza de Internet (IGF) se llevará a cabo en México este año (Guadalajara, diciembre).

Internet debe seguir siendo ante todo interoperable, abierta y global. Son estas características la base de la “innovación sin pedir permiso” con la que Internet transforma al mundo. Los intentos de imponer criterios de soberanía y fronteras destruyen estas tres características: la fragmentan, la cierran, y crean oportunidades para reducir la interoperabilidad mediante la adopción de versiones “locales” de protocolos de comunicación y limitaciones al tráfico.

Somos testigos constantes de la incomprensión que impera sobre las propiedades fundamentales de Internet. Una tras otra surgen en el mundo iniciativas que con un mal fundado pretexto como proteger a los niños o a la seguridad nacional pretenden resolver con filtros y bloqueos problemas sociales que deben ser atendidos con foco en la conducta y no en el medio.

El poder disruptivo (a riesgo de abusar de esta palabra) de Internet empieza a reflejar las conductas negativas de la sociedad – delito, odio, supresión de la opinión contraria, intervención sin garantías en la vida privada – pero sigue mostrando un balance principalmente positivo. El acceso a la información, a la educación, al ejercicio de los derechos, a la colaboración horizontal a través de fronteras, la formación y transformación de miles de maneras de ganarse honestamente la vida, siguen creciendo con aceleración exponencial.

Y no se lo debemos a la gobernanza vertical que algunos añoran. Se lo debemos al diario hacer de millones en la comunidad técnica, en  la sociedad civil, en la academia, en los negocios, en los gobiernos, que crean y colaboran. Cuando tienen que resolver un problema colectivo producen gobernanza, heurística, democrática y meritocrática, orientada a la mayor participación y el mínimo de barreras de entrada.

La gobernanza de Internet en México es discreta, multipolar y participativa. Participan principalmente los actores afectados y los que tienen capacidad de resolver los problemas, háblese de interconexión, phishing, spam, identificadores, acceso abierto a la producción de conocimiento, y muchos otros. En muchos de ellos hay oportunidades de mejora. El acceso a éstas no pasa por el recurso al enfoque gubernamentalista que se propugna en la UIT sino por la construcción de más espacios y más acuerdos para todos los actores, incluidos desde luego los tres poderes y los tres órdenes de gobierno, que deberán ampliar e intensificar sus procesos de consulta y participación en las decisiones. La colaboración necesaria para la gobernanza “multistakeholder” va más allá de la interacción gobierno-industria y debe convocar a toda la sociedad.

La comunidad de desarrolladores, empresas, organizaciones de la sociedad civil, tecnólogos, funcionarios y entidades de gobierno y estudiosos de Internet en Mëxico, de gran vitalidad, da por sentado el buen funcionamiento de la red. En gran medida esto se debe a que – sin obviar deficiencias – estamos construyendo la gobernanza al mismo tiempo que seguimos construyendo Internet, Internet como debe ser, interoperable, abierta y global.


Es profesor de carrera en la Facultad de Química de la UNAM y presidente de la Sociedad Internet de México. Su carrera combina Química Teórica, Computación e Internet. Ha sido fundador o precursor de Internet 2 en México, ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), e impulsor de tecnologías como realidad virtual, supercómputo, videoconferencia, e-learning y m-learning. Es @apisanty en Twitter.

Desde la Red…
Comentarios