A días de que inicie la feria de electrónica IFA 2016 de Berlín, Samsung reveló la siguiente generación de su reloj inteligente, el Gear S3.

Luce como un reloj común y corriente, pero el nuevo smartwatch de la surcoreana en realidad integra la más reciente tecnología; por ejemplo, contará con una pantalla Super AMOLED de 1.3 pulgadas con Gorilla Glass SR+ y una resolución de 360 por 360 pixeles.

En su interior incluye un procesador de doble núcleo a 1 GHz, un almacenamiento de 4 GB, memoria RAM de 768 MB y conectividad NFC, Bluetooth 4.2, WiFi abgn, GPS, además de contar con certificación IP68 para hacerlo resistente al agua y al polvo.

Adicionalmente, el Gear S3 traerá instalado el sistema operativo Tizen 2.3.1, así como acelerómetro, barómetro, altímetro, micrófono, bocina y una batería de 380 mAh compatible con carga inalámbrica. Sus medidas son de 46.1 por 49.1 por 12.9 milímetros y pesará sólo 57 gramos. Es importante recalcar que podrá ser usado de forma totalmente independiente del teléfono.

El Samsung Gear S3 vendrá en dos versiones completamente idénticas excepto por la apariencia: una versión más rugerizada llamada Frontier y otra más similar a un reloj clásico tradicional en acero inoxidable llamada Classic. Samsung indicó que esta versión será compatible con las correas de las ediciones anteriores.

Samsung no reveló el precio que tendrá el reloj, pero detalló que estará disponible a la venta a finales de este año.

Enlaces Patrocinados
Comentarios