Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Uno de los motivos por los que más quería venir a E3 2016 era para finalmente poder conocer la nueva entrega de The Legend of Zelda. Después de un par de años, Nintendo decidió hacer la gran revelación, durante una transmisión especial, que el título llevaría por nombre Breath of the Wild. La mala noticia es que todavía no conocemos su fecha exacta de lanzamiento.

Sabemos que el juego llegará en algún momento de 2017, tanto para Wii U como para NX, pero la versión que estaba para probar dentro del booth de Nintendo era la de Wii U. Al momento de entrar a este enorme lugar, la compañía nos puso un rápido video del juego en una pequeña sala de cine, para después abrir las puertas a un lugar que parecía el mismísimo Hyrule.

Dentro del booth había toda clase de decoraciones, desde enemigos gigantes a escala y una especie del interior de un templo, hasta una magnifica estatua de Link a punto de disparar una flecha a un enorme monstruo, todo esto para representar el vasto mundo que nos encontraremos cuando finalmente juguemos esta tan esperada entrega.

El demo comenzó con Link despertando en una tumba después de 100 años de hibernación. Después de escuchar una voz misteriosa que nos hablaba y un pequeño tutorial sobre el uso de los ítems, éste te deja explorar Hyrule a placer. Una de las edecanes nos comentó que a pesar de que el mapa parecía enorme en el demo, en realidad esto sólo representaba el 1% del título final, el cual será 12 veces mayor que Twilight Princess.

Después de dar un enorme vistazo al horizonte, decidí emprender la aventura mientras en mi mente pasaban muchas cosas; pensaba especialmente sobre el estilo visual tan particular del juego. Breath of the Wild luce muchísimo como sacado de una película de Ghibli, pero con toques de otros juegos como ICO y con referencias claras a pasados títulos de la saga, especialmente Skyward Sword y Twilight Princess. Una combinación que parecería extraña, pero que para los ojos es un deleite visual.

Al comenzar a bajar la colina, me topo con un anciano misterioso. No revela su nombre, pero me ofrece ayuda para guiarme en mi aventura. Su aspecto es muy parecido al del antiguo rey de Hyrule de Wind Waker, pero en realidad parece más el búho que vimos en Ocarina of Time. Lo interesante de hablar con él, es que pude seleccionar qué respuesta ofrecerle, lo que hace probable que existan ramas de decisiones a lo largo de todo el juego.

Explorar el mundo que el título nos pone enfrente es bastante interesante, ya que hay varios enemigos, animales y otros puntos de interés a los cuales llegar. El escenario es denso en actividades y al parecer, Nintendo espera que los jugadores experimenten este mundo de varias maneras.

Después de llegar a un barranco, me di cuenta de que había unos Moblins en el fondo de un valle. En lugar de saltar hacia abajo para combatirlos, empujé una de las rocas de la orilla y los aplastó bajo sus pies. Pero eso es sólo una de las cosas que podrá hacer Link, ya que el protagonista también es capaz de trepar árboles, cazar animales y cortar troncos para crear puentes improvisados a través de los ríos.

Otra novedad que uno nota de inmediato, es que Link puede saltar a voluntad. Así es, en este juego ya existe un botón para dicha acción; y es que en los anteriores títulos de la saga, esto sólo ocurría de forma automática cuando el protagonista llegaba a la orilla de una plataforma con vuelo. Esto hace que la navegación por el mundo sea más fácil, además de que dejando presionado dicho botón, puedes correr y escalar montañas y otras paredes verticales. Eso por supuesto tiene un precio, que se ve reflejado en tu barra de stamina, algo que ya vimos en Skyward Sword.

Pero siguiendo con las diferencias al momento de explorar el vasto mundo de Breath of the Wild, es que al cortar el pasto, no obtendremos rupias o corazones, ya que en este juego para recuperar la energía de Link deberás cocinar. Después de recolectar hongos, carne, fruta y hierbas por aquí y por allá, podrás cocinarlas en una fogata para crear comida que te ayudará a rellenar tus corazones, ya que si estos ingredientes los comes por separado, será mínimo el beneficio que obtendrás en tu salud.

Mientras estás cocinando, Link puede descansar y adelantar el reloj. Puedes esperar hasta medianoche para ver cómo cambia el mundo; por ejemplo, algunos enemigos sólo salen a esa hora además de que podrás escabullirte en campamentos ajenos más fácilmente. El clima también será dinámico, por lo que dependiendo de éste será el desempeño del protagonista, si es que hace mucho frío o mucho calor, o si está lloviendo.

A diferencia de otros juegos de The Legend of Zelda, Breath of the Wild se siente más como un aventura gobernada por stats. Constantemente te encuentras recolectando nuevos trajes y armas, cada una con sus propios atributos. Además, las que recojas se pueden romper, aunque afortunadamente puedes usar de todo para combatir enemigos, desde un palo o un hacha, hasta una espada.

El mapa del juego es enorme pero afortunadamente, uno puede hacer anotaciones en él en cualquier momento gracias a la ayuda del GamePad. Algo muy interesante es que puedes dejar caer beacons para usarlos como guiás pero también puedes marcar lugares con estampas que podrían indicar que, por ejemplo, algunas locaciones tienen enemigos en ellas o que hay un cofre del tesoro al que no pudiste llegar en ese momento.

Otro detalle que me encantó fue que ahora ya sabemos para qué servirá el Amiibo de Wolf Link, incluido en Twilight Princess HD, en Breath of the Wild. Al colocarlo en el sensor NFC del GamePad, hará aparecer un lobo semejante al que vimos en este título y que te ayudará a combatir enemigos y a encontrar objetos en el vasto escenario. Por supuesto, debido a que no sabemos prácticamente nada de la historia, por ahora desconocemos si habrá una relación entre ambos juegos.

Al final, podemos asegurar que The Legend of Zelda: Breath of the Wild hará unos cambios drásticos a la fórmula clásica de la saga, pero en su mayoría, será de una manera que se sienta como una progresión lógica del gameplay de la franquicia. Lamentablemente, aún tendremos que esperar a que el juego esté disponible el próximo año, lo que cerrará el ciclo de vida del Wii U, pero que probablemente hará que el NX tenga un inicio fuerte.

Desde la Red…
Comentarios