Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La tecnología no se detiene y las empresas de esta industria están siempre buscando estar un paso adelante de sus competidores. Hace unas semanas Google anunció su sistema Google Glass, unos lentes de ‘realidad aumentada’ con información relevante a quienes los porten para la vida cotidiana. Ya aquí en Matuk hablamos de esto.

Pues bien, ahora en la Conferencia Google I/O 2012, la empresa ha revelado su Glass Explorer Edition, un equipo aún como prototipo, equipado con una cámara y que ya se puede preordenar (si está atendiendo Google I/O presencialmente). El costo es de 1,500 dólares y los equipos saldrán a principios del año que viene. Sergey Brin confesó que esto no significa que se esté hablando de un producto comercial aún, pero que Google está buscando que la gente tenga acceso a este hardware y software para que lo prueben ellos mismos.

Google Glass

No se ha hablado de las especificaciones pero se supone que tendrá un potente procesador y mucha RAM, además de un acelerómetro, giroscopio y conexión inalámbrica para el manejo de los datos. También tendrá un micrófono para dar órdenes vía voz, una bocina y una cámara, la cual puede incluso ser controlada por el touchpad que viene con el dispositivo móvil. De acuerdo con lo que dijo Google, el peso de todos los componentes de este proyecto es menor que el de un par de lentes para el sol. Los lentes que despliegan información no se ponen frente a los ojos del usuario, sino que están ligeramente arriba de la línea de visión para no interferir con el campo de visión normal.

Brin puso tres prototipos en la conferencia: un par azul claro, uno blanco y otro negro, lo que indica que se podrá personalizar el juguete cuando salga a la venta —si es que finalmente se comercializa. Quizás la capacidad de capturar imágenes desde la perspectiva de primera persona sea la clave del dispositivo para que sea un éxito.

Aunque el costo se ve excesivo, es evidente que la intención es probar, por una parte, la vialidad del dispositivo y, por otra, hacerse de recursos parea pagar la investigación. Así pasó con los teléfonos celulares, ¿ ya nadie recuerda el costo prohibitivo de estos teléfonos cuando salieron, amén de los ridículos tamaños (como ladrillos), que los ‘ricos’ que habían adquirido esa tecnología ponían sobre las mesas de los restaurantes cada vez que llegaban?

En mi opinión, éste es el primer paso para que en un  par de años esta tecnología se vuelva absolutamente comercial. Ya veremos si me equivoco o no.

Referencias: Engadget The Verge

Desde la Red…
Comentarios