Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En 2015, 39.5 millones de estadounidenses adultos utilizaron dispositivos wearables, incluidos smartwatches y bandas inteligentes, un incremento del 57.75 en comparación con 2014. Ese crecimiento seguirá en 2016 y seguramente en el CES del próximo mes, veremos muchos gadgets nuevos de este tipo siendo mostrados.

Muchos analistas de la industria esperaban que el Apple Watch pusiera a descansar al negocio de las bandas inteligentes; sin embargo, esto no ha pasado. Apple vendió solamente 7.5 millones de sus relojes durante los pasados dos trimesters, mientras que durante el mismo periodo, marcas de fitness desplazaron más de 10 millones de unidades de sus productos cada una, más del doble que en 2014, por lo que es un hecho que CES 2016 estará saturado de estos artefactos.

Y es que los consumidores aprecian la relativa accesibilidad de estos rastreadores de actividad física, los cuales cuestan entre 100 y 200 dólares, mientras que los smartatches están en 300 dólares o más y la opinión general de las personas es que no ven el suficiente valor en ellos como para desembolsar tal cantidad de dinero.

Por otro lado, también veremos aplicaciones más sofisticadas para los wearables que ahí se presenten, además de más software de terceros funcionando con estos dispositivos. Sin embargo, esto también hará que sean un blanco atractivo para los hackers, ya que éstos cada vez recolectan más información acerca de los usuarios, además de ser compatibles con más tecnologías, como Bluetooth, GPS y otras redes de conexión.

Es probable que también veamos anunciada más ropa inteligente para deportistas en CES 2016, ya que estos necesitan contar cada vez más con datos precisos de su rendimiento, además de que actualmente ya existen algunos productos de este tipo en el mercado, como la playera PoloTech de Ralph Lauren, que es capaz de medir el ritmo cardiaco y la respiración para después enviar dicha información a un smartphone o smartwatch.

También es importante mencionar que ligas como la NFL ya trabajan con compañías como Microsoft y Zebra Technologies para producir nuevas formas de visualizar los deportes para que los fans entiendan mejor lo que sucede en cada partido, por lo que seguramente veremos el resultado de dichas colaboraciones en CES 2016.

Otro gran enfoque de los wearables para el próximo año serán los monitores de sueño, ya que gracias a que estos cada vez cuentan con más sensores y poder de procesamiento, ahora serán capaces de proveer información más detallada de patrones de sueño gracias a que podrán medir con mayor precisión el movimiento rápido de los ojos y el ritmo cardiaco. Esto también hará que se conecten a edredones inteligentes los cuales incrementarán o disminuirán la temperatura dentro de ellos dependiendo del patrón de sueño del usuario, todo con el fin de que siempre esté relajado.

Finalmente, es casi un hecho que en CES 2016 veremos una tendencia de los fabricantes de relojes tradicionales añadiendo elementos inteligentes a sus dispositivos, algo que ya existe, como con el Timex Metropolitan+ y el Guess Connect. Estos relojes con mayor tecnología integrada sirven perfecto como entrada al mundo de los smartwatches y debido a su precio, son una opción asequible para los que no quieran gastar tanto en uno inteligente.

Desde la Red…
Comentarios