Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Cuando Rocksteady dio inicio a la franquicia de Arkham con Batman: Arkham Asylum en 2009, creo que el mundo no estaba realmente preparado para un juego así. A pesar de que Batman tiene un historial relativamente limpio en la historia de los videojuegos, en comparación con su contraparte, Superman, había pasado un buen rato antes de que viéramos un gran juego de superhéroes, sobre todo un título basado en una propiedad con licencia.

Ahora, 7 años y múltiples juegos después, la franquicia de Arkham es el estandarte dorardo por el cual cualquier otro título de súperheroes debe de ser juzgado, además de que popularizó varias mecánicas que aún son usadas en varios juegos de acción hoy en día.

Con Batman: Arkham VR, también de Rocksteady Games, todo eso está a punto de cambiar. Después de la conferencia de Sony en E3 2016, tuve la oportunidad de algunos demos de PlayStation VR que habían sido anunciados tan sólo unos momentos antes. Pero el que más llamó mi atención fue justamente el del Caballero de la Noche.

La Mansión Wayne

El demo de Batman: Arkham VR estaba dividido en dos diferentes escenarios: uno enfocado en la exploración de la Baticueva y el otro en investigar una escena de un crimen.

Por supuesto, quise sumergrme primeramente a la Baticueva. Esta escena comenzaba conmigo estando parado en medio de la sala de la Mansión Wayne, rodeado de una gran cantidad de muebles lujosos. Claramente, Rocksteady comprende la grandeza del nombre de la familia Wayne y la forma en que se refleja en los diseños de la casa de Bruce.

Posteriormente, Alfred se me acercó y me comenzó a hablar sobre algo relacionado con mis no tan seguras actividades nocturnas. El entorno era tan precioso y envolvente, que deseaba desesperadamente explorar más la zona. Quería hurgar en cada rincón de la casa y subir las escaleras para explorar cada habitación.

Pero, por desgracia, debido al pequeño espacio de movimiento que Sony proporcionaba en sus estaciones de demostración, realmente no podía moverme por el mundo del juego como yo hubiera querido. Después de un rato, Alfred me dio la llave para abrir el piano delante de mí. Extendía la mano y presioné una secuencia aleatoria de teclas que hizo que el instrumento se moviera hacia atrás y que el piso se abriera como acceso a la Baticueva.

Convirtiéndome en Batman

Después de jugar juegos de Batman durante años, nunca se me ocurrió que por fin podría bajar a la Baticueva de esta manera. Una vez que terminó mi descenso, se abrió el casillero en donde se encuentra el traje del protagonista. Extendí mi mano derecha, agarré el símbolo del murciélago y lo coloqué en mi propio pecho. De repente, puedo mirar hacia abajo y ver mi cinturón de herramientas alrededor de mi cintura invisible.

Entonces, extendí la mano y me puse los guantes para colocar físicamente la máscara en mi cara antes de probar una gran variedad de gadgets. En primer lugar, fue la pistola con el gancho, seguido por el escáner. Finalmente, llegó a mis manos los boomerangs y, puedo asegurarles que no quiero volver a lanzar uno en la vida que no sea de esta manera.

Todo lo anterior se sintió más satisfactorio de lo que hubiera pensado, además de que el ambiente en el que estaba se percibía bastante auténtico gracias al poder de inmersión que tiene Rocksteady. Después de inicializar todos los sistemas, fui transportado a lo largo de toda la Baticueva de forma lenta, lo que hizo que me pudiera divertir lanzando boomerangs sólo por diversión.

El mejor detectivo del mundo

La otra mitad del demo involucraba investigar una escena de crimen mientras exploraba el lado detectivesco de Batman. La historia completa de Batman: Arkham VR se centra en la elaboración de una narrativa mucho más personal.

El juego final, que saldrá en octubre de este año junto con PlayStation VR, te llevará en un viaje que tiene más que ver con los cómics originales de Batman, partículartmente en los fragmentos de detective, aunque con una gran dosis de psicología oscura tomada de los títulos de Arkham.

Batman: Arkham VR es un concepto interesante que tiene potencial para ser convincente, pero no está claro cómo todas las piezas encajan entre sí para crear un juego completo. Mientras tanto, voy a seguir recordando cómo era el interior de la Baticueva mientras espero pacientemente mi turno para convertirme en Batman una vez más.

Desde la Red…
Comentarios