Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Si creían que el lector de huellas de nueva generación era una maravilla, la gente de Fujitsu ha decidido ir un paso adelante al apostarle a los ojos como llave de seguridad de nuestros datos en el smartphone.

Justamente, al observar esta tecnología de la empresa nipona, nos recuerda a la palomera película de ciencia ficción y acción Demolition Man o “El Demoledor” en Latinoamérica, película protagonizada por Sylvester Stallone y Wesley Snipes, donde justamente se puede observar una explicita escena de una de las desventajas de esta tecnología, pero bueno es pura ficción ¿cierto?

Regresando a la realidad, resulta que durante la MWC 2015 Fujitsu ha dejado en claro que la seguridad cada vez es más importante y que a su vez cada día se encuentran más datos sensibles en nuestro smartphone, datos que muchas personas no pueden poner en riesgo. Ante esto, han decidido saltarse la seguridad de la huella dactilar para utilizar otra parte del cuerpo como lo es el iris.

Y es que resulta que el iris, al igual que la huella dactilar, tiene un patrón único que nos identifica desde que nacemos hasta que morimos y conserva sus mismos rasgos a lo largo del tiempo. Además, a diferencia de la huella, el iris es todavía mucho más difícil de falsificar.

Para aprovechar esta cualidad de los ojos, Fujitsu empleó un sistema que consta de un LED infrarrojo y una cámara de infrarrojos en el frente del teléfono. Así, el LED emite una luz a una frecuencia apropiada para el ojo humano, permitiendo captar a la cámara las características oculares únicas del ojo y así desbloquear el smartphone.

Por lo pronto, la compañía japonesa pretende lanzar esta terminal a finales del año en Japón, donde analizará la aceptación del publico y así decidir si continua con este proyecto o dejarlo en el olvido.

 

Fuente: YouTube Fujitsu

Desde la Red…
Comentarios