Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Nintendo en el E3 2014

Con originalidad e innovación en la presentación y, por supuesto, juegos emocionantes, Nintendo triunfó. En la competencia para ver cuál fue la conferencia más espectacular del E3 2014, Nintendo triunfó. Y ni siquiera tuvo una conferencia como tal. Mediante una transmisión en vivo en su canal de YouTube, llamada Play Nintendo: Nintendo E3 Digital Event, la compañía japonesa levantó el ánimo de los videojugadores con lo que mostró, dando comienzo a un optimista E3 2014.

Los primeros minutos del Digital Event fueron un sketch de Robot Chicken, parodiando al presidente de Nintendo of America, Reggie Fils-Aime, al estilo viejo de las conferencias, a los personajes de Nintendo e incluso al típico fan que juzga duramente los anuncios de las compañías. “No tiene nada de malo tener un poco de diversión”, dijo Fils-Aime en algún momento de la transmisión, refiriéndose a la visión que tienen los programadores internos. Y ése fue el mensaje general de Nintendo para este E3 2014: la intención la empresa de Kioto no es demostrar su capacidad de diversión, o el gran peso de sus franquicias, o el dominio y la experiencia que tienen para desarrollar software en casa; su intención es entregar diversión.

Con una presentación ágil y divertida en todo momento, el primer juego que Nintendo presentó fue Super Smash Bros. WiiU, cuya novedad es el uso de avatares, Miis, con estilos de pelea personalizados para participar en las batallas; también mostraron el nuevo sistema de juego llamado ‘amiibo’, que consiste en usar figurillas y colocarlas sobre el control del WiiU para intercambiar datos que se modifican de acuerdo al progreso en el juego; este sistema es idéntico al de Skylanders o Disney Infinity. Nintendo planea lanzar una amplia variedad de figurillas con diferentes personajes de sus juegos y usarlas por primera vez en Super Smash Bros. WiiU, sin embargo, su uso no se limitará a ese juego y planean hacerlo compatible con otros, como Mario Kart 8.

A manera de documental, en la sección Developer Story, Nintendo mostró Yoshi’s Wooly World, Hyrule Warriors y Splatoon. En este estilo, los mismos desarrolladores hablaron de qué los inspiró para crear los estilos de juegos, cuáles eran sus objetivos durante el desarrollo y qué es lo que esperan obtener en la versión final. En el primero, Yoshi’s Wooly World, los desarrolladores se inspiraron del todo en figuras de estambre hechas a mano, no sólo para el aspecto gráfico, sino para crear un sistema de juego que involucrara todo lo que se pudiera hacer con bolas de estambre y tejidos.

En Hyrule Warriors, hecho en conjunto con desarrolladores de Tecmo Koei, la conversación giró en torno a cómo lograron fundir la esencia de los juegos de Zelda y Dynasty Warriors para entregar un juego sólido y divertido, mencionando, además, la aparición de Impa, Zelda y Midna como personajes jugables. Y con Splatoon, los desarrolladores hablaron de cómo los calamares los inspiraron para crear a los personajes (que los fans de los cómics japoneses reclamarán el parecido con Shinryaku! Ika Musume de Masahiro Anbe), y el sistema de juego que consiste en disparar tinta de colores en un campo de batalla peculiar, y usar la tinta para atacar, defenderse y transportarse.

Hubo vistazos a otros juegos que aparentan ser muy divertidos, como Captain Toad Treasure Tracker, juego de acción y acertijos, de perspectiva isométrica y con el honguito de la serie de Super Mario Bros. como protagonista; Pokémon Omega Ruby y Alpha Sapphire, que se mostró ya el juego en acción y cuya salida será en noviembre de 2014; Bayonetta 2, que llegará al Wii U en octubre de 2014, y que incluirá el primer Bayonetta, con trajes especiales de personajes de Nintendo para la protagonista; Kirby and the Rainbow Curse, que llegará en 2015 con la misma esencia de los juegos ya conocidos de la serie; la adaptación del extraordinario RPG Xenoblade Chronicles para WiiU; y Mario Maker, un título bastante peculiar que permitirá crear e inventar niveles del clásico Super Mario Bros., con gráficos de 8-bit o de la generación actual.

Por supuesto, entre las presentaciones hubo más chistes de Robot Chicken, lo que alegró mucho la transmisión. Al final, después de que Reggie Fils-Aime despidió la presentación, Nintendo dejó a la audiencia una animación tipo anime de una pelea entre Link (Zelda) y Pit (Kid Icarus), solo para presentar a Palutena (también de Kid Icarus), como personaje añadido a la plantilla de personajes de Super Smash Bros. Y probablemente Dark Pit también.

La mención aparte es para la pequeña presentación que hizo Eiji Aonuma del siguiente juego de The Legend of Zelda, para WiiU. Él habló del interés por hacer un mundo muy grande para la siguiente aventura y enseñó un video muy corto, de Link cabalgando por el campo, siendo perseguido por unos robots voladores que le disparan con rayos láser; Link repele el ataque también, con lo que aparentaba ser un arma futurista. Con gráficos acuarelosos, parece que este Zelda innovará el sistema de juego de la serie y quizá incluya alguna temática steampunk.

La gran despedida fue al final final del video, donde Sigeru Miyamoto, creador de Super Mario Bros., está en sus oficinas de Kioto jugando un videojuego de prueba; él comenta que se encuentra explorando nuevas formas de juego con la interacción entre el GamePad y el WiiU. Dijo que lo que le gusta es que se puede ver la pantalla principal del juego y a la vez la del control, y que esto hace que sea divertido para el que está jugando y para el que sólo está viendo el juego. Parecía un mensaje inocente, pero lo que se veía en la pantalla donde jugaba Miyamoto estaba parcialmente censurado y, aunque no se veía claramente qué juego era, se alcanzaban a ver aeronaves disparando. ¿Airwings? ¿Acaso el siguiente gran juego podría ser StarFox, con un sistema para dos jugadores donde uno sea el piloto principal y el otro el copiloto?

Con cada detalle de la presentación, desde los avances planos y obvios, como el de Kirby, hasta estos misterios por resolver, como el de Miyamoto, la presentación de Nintendo fue emotiva, emocionante, divertida, con jugos conocidos, como los Yoshis, los Kirbys, los Smashes y los Zeldas, y por conocer, como Mario Maker, Captain Toad y Splatoon. Y lo más interesante, y quizá por lo que deberían preocuparse seriamente los competidores (y no por Nintendo sino por su propio futuro), es que todos los juegos que Nintendo mostró (excepto Bayonetta y Xenoblade), son hechos en casa. Quizá los licenciatarios como Ubisoft, EA, Konami o Capcom han abandonado a Nintendo. Pero Nintendo no los necesita. Nintendo puede solo.

Desde la Red…
Comentarios