Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los anillos de Saturno parecen ser demasiado jóvenes

Gracias a las observaciones de la sonda Cassini, los investigadores indican que los anillos de Saturno son mucho más jóvenes que el propio planeta.

La sonda Cassini estudió al gigante gaseoso Saturno junto y sus anillos. Cuando la nave estaba a punto de quedarse sin combustible, la NASA la lanzó, en un «gran final», donde la sonda pasó entre el planeta y sus anillos.

Al hacer esto, recolectó datos relevantes, incluyendo la posible edad de los anillos de Saturno. De acuerdo con un nuevo estudio, los científicos hallaron que estos podrían haberse formado en los últimos 100 millones de años.

Mucho antes, Cassini orbitó Saturno al exterior de los anillos. Esto hizo más difícil separar el efecto gravitacional de los anillos de la gravedad del planeta y en el proceso, hallar su masa.

Los científicos sugieren que la masa de los anillos de Saturno está relacionada con su edad, por lo que había que esperar a los últimos días de la sonda antes de internarse en el planeta.

Análisis profundo

Cuando la sonda se internó entre el planeta y los anillos, los investigadores vigilaron el enlace radiofónico entre la nave y la Tierra.

Esto permitió que el equipo calculara el campo gravitacional alrededor del planeta sin el efecto gravitacional de los anillos, de acuerdo al autor del estudio, Luciano Iess, de la Universidad Sapienza de Roma.

Cassini halló que los anillos tienen mucha menos masa de la esperada, lo que llevó a la conclusión de que los anillos podrían tener entre 10 y 100 millones de años de existencia.

Esto es, desde luego, mucho menos edad que la de Saturno mismo, que se estima tiene de existencia unos 4.5 mil millones de años (como la Tierra).

«Ya teníamos pistas desde la sonda Voyager y ahora con Cassini, de las mediciones sobre los anillos que no parecen haberse formado al mismo tiempo que Saturno. Pero ahora tenemos evidencia más concreta, la cual fue posible de obtener durante la fase final de la misión Cassini», destaca el reporte.

Un problema no resuelto es que no se explica porqué o cómo es que se formaron los anillos de Saturno tan recientemente (en términos astronómicos).

«Un evento catastrófico como una colisión es la explicación más obvia, pero hay problemas con esto», dice Iess.

«El origen de los anillos hay que ponerlos en un contexto más amplio con respecto a la dinámica del propio planeta. Hay colegas que piensa que incluso las lunas internas de Saturno son más jóvenes y que están migrando hacia afuera».

Por otra parte, el gran final de Cassini ayudó a descubrir más información sobre la estructura gaseosa del planeta, el cual está formado de hidrógeno y helio en su mayor parte, lo que hace que tenga una atmósfera muy interesante.

Las capas externas de la atmósfera rotan más rápido que las internas. Con los datos de Cassini, el equipo determinó qué tan rápido rotan las capas externas.

El estudio reveló también el tamaño del núcleo de Saturno, que está hecho de elementos pesados. Se encontró que el núcleo es de 15 a 18 veces la masa de la Tierra, o un 15% de la masa total del planeta.

De acuerdo a Iess, estos hallazgos podrían ayudar a entender cómo se formó el planeta y sus lunas. El estudio se publicó en la revista Science.

Comenta en redes sociales