Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Uno de  los usuarios  de Tesla en China ha dado de que hablar este fin de semana al destruir el parabrisas de su propio Tesla Model S como protesta ante una serie de retrasos de la marca para entregarle su vehículo.

El viernes pasado, el emprendedor y empresario de comercio electrónico, Yu Xinquan, causó un gran sobresalto de los clientes y trabajadores de la concesionaria al romper el parabrisas de su recién entregado Tesla Model S. Xinquan argumentó que el último retraso en la entrega de su auto fue cuando éste se quedó en la aduana china por un error en el número de bastidor.

Según expresa el afectado, Yu fue uno de los primeros en ordenar su Tesla en octubre del año pasado con un depósito de 250,000 yuanes (523,000MXN) de una versión de 852,500 yuanes (1,800,000MXN) siendo la versión más equipada ofrecida por la marca. Sin embargo, la empresa nunca dijo que daría prioridad a los primeros que encargaran su automóvil, ya que se dio prioridad a los residentes de Beijing.

Así que con un pequeño martillo de emergencia, los cuales son usados para rescate en accidentes viales, el señor Yu soltó el primer golpe llamando la atención de los que se encontraban cerca y aunque en un principio intentaron detenerlo no lograron impedir que lograra 3 golpes más dejando el parabrisas en un estado deplorable.

Esta no es la primera vez que Yu Xinquan arremete contra Tesla, ya que a principios del año fue el líder de un grupo de compradores descontentos por los retrasos, los que fueron recibidos por Elon Musk durante el Auto Show de Beijing 2014 en abril y aunque Musk prometió que la entrega se efectuaría lo antes posible todavía esto tardó 2 meses.

Por lo pronto, no se sabe si el molesto usuario se quedará con su vehículo y sobre todo si pagará por el parabrisas nuevo. Pero lo que sí se sabe es que Tesla se ha movido rápido en bajar de las redes sociales el video de Xinquan golpeando el coche con el fin de no generar una mala imagen publicitaria.

Tal vez no fue la mejor acción por parte del usuario, pero logró su cometido al llamar la atención de una empresa que debería preocuparse más por cumplir con sus fechas de entrega y no por ocultar las protestas realizadas por sus clientes enfurecidos ¿ustedes qué opinan?

Fuente y fotografías: Car News China,  WSJ: China

Desde la Red…
Comentarios