Si hay algo que distingue a la empresa Volvo es la tecnología de seguridad que emplea en sus autos, ya que desde hace muchos años la marca ha buscado posicionarse como la armadora de autos más seguros del mercado, es por ello que ahora también busca mejorar la silla de uno de los integrantes más importantes de la familia, el bebé.

En la actualidad estas sillas se han convertido en un elemento prácticamente obligatorio que se debe de adquirir cuando se tiene una familia y se desea viajar con ella donde la mayoría de éstas cuentan con diseños medianamente bonitos pero eso sí bastante pesadas y un tanto estorbosas, según esto con el fin de brindar un mayor soporte al infante, pero ¿qué sucede cuando se desea utilizar en otro lado fuera del auto o cuándo no se requiere y se necesita ocupar el asiento de atrás? Simplemente se vuelven una molestia al cargar y/o al buscarle un espacio en el auto.

Es por ello que a la marca sueca se le ocurrió diseñar una silla para niños la cual fuera ligera, cómoda, portátil de buen gusto y obviamente segura para los pequeños presentando una silla de coche inflable. Elaborada entre plástico y metal esta silla de volvo cuenta con un sistema de inflado y desinflado automático el cual tarda sólo 40 segundos en transformarse.

Además de que sus creadores se pusieron ingeniosos al incorporarle un  receptor con el que a través del teléfono podamos programar o controlar remotamente el nivel de inflado, así cuando no se ocupe esta práctica silla se podrá guardar en la cajuela sin ocupar gran espacio o en el caso de requerirla en otro lugar se podrá cargar sin problema alguno. Lamentablemente Volvo todavía no ha anunciando nada acerca de lanzarla al mercado ya que continúan en etapa de proceso para garantizar la seguridad de la sillas sin importar el tamaño del niño.

Enlaces Patrocinados
Comentarios