Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

rolls-royce

Rolls-Royce, una de las marcas más importantes del mundo, ha dado a conocer lo que, desde su perspectiva, será el futuro de la movilidad automotriz. En un evento en el Roundhouse de Londres presentaron el Rolls-Royce VISION NEXT 100, un vehículo estéticamente intrigante que sin duda rompe muchos esquemas del diseño, pero tendrá aseguradas las miradas de quienes lo vean circular por las calles.

Después de meses de estudio y planificación, este auto representará la complejidad entre el lujo, la movilidad personal y el continuo perfeccionamiento que la marca ha defendido en cada una de sus unidades. Además de que buscará marcar los patrones de los autos del mañana con esta nueva tendencia denominada “Vision Vehicle”.

Giles Taylor, fue el encargado de materializar esta visión. Con la pregunta ¿cómo podremos reinventar el lujo para los próximos 100 años? se dio a la tarea de romper patrones establecidos e ir más allá de las características a las que nos tenía acostumbrado el Phantom o cualquier otro modelo de la marca.

El auto hace un homenaje al pasado de Rolls Royce pero viendo hacia el futuro. Fue construido a mano –obviamente– en un nuevo chasis fabricado con los materiales más avanzados y pensando en tener un tren motriz con cero emisiones. Una renovada suspensión que hace parecer que el vehículo apenas toca la superficie y un “motor” que tendrá la potencia de un V12, lo cual será interesante ver como lograrán, tomando en cuenta que pretenden que no será contaminante.

rolls-100yrsconcept-301

El VISION NEXT 100 contará con la asistencia de “Eleanor”, una especie de chofer, asistente o mucama virtual que será la encargada de ofrecer el mejor viaje a sus ocupantes. Está diseñada para interconectar con cada uno de los dispositivos del usuario, además de que aprenderá cuáles son los ambientes más cómodos de sus dueños dentro del vehículo, e incluso su inteligencia artificial le permitirá intuir los itinerarios, agendas y demás compromisos del usuario en busca de anticipar cada acción para hacer más confortable el día a día. Algo así como tener siempre a tu disposición a la novia de Jarvis.

Bajo la premisa de que la simpleza es la clave de la elegancia (según dice Coco Chanel), el interior -conocido como el Gran Santuario- será un espacio que recuerda los antiguos carruajes en donde el “conductor” y pasajero viajarán rodeados de lujo y confort en el mejor lugar disponible. Materiales de la más fina calidad en una atmósfera lounge que estará fabricada no sólo para viajar seguros, sino además fuera de toda distracción de los sonidos externos, esto en parte a que sólo contara con una gran puerta de acceso.

El tablero minimalista a más no poder, estará conformado por una pantalla transparente OLED que dominará prácticamente el frente de la cabina con todos los datos del destino, citas e incluso el perfil de las personas con quién se reunirá el usuario. Además de que será una opción ideal de infoentretenimiento mientras dura el viaje.

Todo este lujo no será pequeño, el automóvil tendrá una dimensión de 5.9 metros de largo y 1.6 de alto. Las ruedas de 28 pulgadas estarán semidescubiertas para poder apreciar las 65 piezas que las conforman, claro, todas ellas fabricadas en aluminio minuciosamente a mano.

La fecha de salida al mercado aun no se sabe. Y el precio… bueno, si tomamos en cuenta que actualmente los modelos Rolls-Royce van de los 320 mil a los 450 mil dólares, y que un super deportivo puede alcanzar los 4 millones, podrán darse una idea de por donde andará el valor de este vehículo futurista que sólo viéndolo sabrás de lo que hablamos. Tendremos que acostumbrarnos a este nuevo diseño, que quizá por nuestro código postal, no podamos entender, pero para mi gusto, de primera entrada, será algo difícil de admirar.

¿Qué opinan ustedes, les gusta?

Desde la Red…
Comentarios