Hace algunas semanas, Facebook fue acusado de manipular las tendencias en la sección de noticias. La red social afirmó que los empleados que trabajaban en ella, llamados curadores humanos, son quienes ayudaban a decidir la jerarquización de las notas.

La participación del equipo humano generó mucha polémica e incluso desagrado, ya que se decía que favorecía a ciertos grupos. Es interesante ver cómo Facebook, además de ser una red social, también funciona como fuente informativa, por lo que tener estas orientaciones o incluso manipular la información tiene repercusión en la sociedad.

Aunque su fundador, Mark Zuckerberg, negó estas acusaciones, Facebook anunció recientemente a través de su blog que, a partir de ahora, harán todo de forma más automatizada, es decir, que ya no contarán con personal que seleccione las tendencias actuales.

Para ello, el proceso dependerá de algoritmos en vez de un equipo humano. De acuerdo con Facebook, su objetivo es permitir generar tendencias para tantas personas como sea posible, algo muy difícil de conseguir si es que se basan solamente en un resumen de los temas hechos a mano.

Con esta nueva metodología se podrán cubrir más temas, ponerlos a disposición de todos los usuarios y cubrir los intereses de cada persona. Sin embargo, el algoritmo aún no cuenta con las capacidades necesarias; de acuerdo con un artículo publicado por The Guardian, éste ha provocado que las tendencias de Facebook simplemente pierdan un poco el control.

Al parecer se han presentado problemas en los contenidos que el algoritmo selecciona para las tendencias, ya que éste compartió información falsa entre en la categoría de Trending.

Tan solo en el fin de semana que comenzó a funcionar, posicionó una historia falsa acerca de Megyn Kelly de Fox News y enlaces de un artículo sobre un video obsceno relacionado con un con un sándwich de pollo de McDonald’s.

Debido a esto, resulta evidente que el sistema aún no esta preparado al cien por ciento para tener un filtro sobre los sucesos más relevantes, que no sean ofensivos y que sean de interés.

El despido del equipo de tendencias parece haber sido un plan a largo plazo en Facebook, ya que el algoritmo estaba destinado a aprender de las decisiones de los editores humanos y seguramente a tener autonomía desde un inicio, aunque todo indica que, por ahora, aún requiere de cualidades y supervisión humana.

Referencias: The Guardian 

Enlaces Patrocinados
Comentarios