Mercedes-Benz anunció en IFA 2016 un nuevo proyecto que busca agregar más funciones dentro del coche y aprovechar los trayectos. La iniciativa se llama “In Car Office”.

La idea es que los nuevos vehículos de la marca alemana además de transportar pasajeros, funcionen también como un asistente personal.

Con el sistema “In Car office”, el carro podrá leer correos, ofrecer direcciones de los sitios marcados y alertar de eventos futuros. Este asistente saldrá en los modelos de Mercedes en la primera mitad del 2017.

Para lograrlo, fue anunciada una alianza con Microsoft, quien proveerá de herramientas tecnológicas que ayuden al usuario a recordar y organizar tareas desde el auto, algo muy parecido a la idea de una casa inteligente, pero ahora llevarla al auto durante los trayectos.

En los nuevos modelos se integrará el servicio de Microsoft Exchange con funciones que permitan, por ejemplo, indicarle al pasajero cuando tenga un compromiso, agilizar la recepción de llamadas, y en general vincular la agenda del usuario con el auto.

Para 2017, Mercedes-Benz quiere llevar esa tecnología a los usuarios. El objetivo no es exactamente convertir el vehículo en una estación de trabajo móvil, pero sí ayudarle recordar fácilmente las tareas relacionadas con el trabajo.

Junto con el sistema de navegación y el calendario de Exchange, el conductor recibirá notificaciones. Así, por ejemplo, en el supuesto de que el usuario tenga que ir a una reunión importante, se puede obtener la dirección directamente de su calendario de Exchange.

Definitivamente parece ser un distractor al momento de manejar, y tal vez para muchas personas resulte algo innecesario.

Referencias: Tech Crunch, The Next Web

Enlaces Patrocinados
Comentarios